La erosión dental aumenta en verano por el consumo de bebidas azucaradas

El verano es la estación que más favorece el descuido de nuestra la salud bucodental debido a la ruptura de las rutinas que nos hacen olvidarnos de la limpieza de la boca, los cambios en la alimentación y el aumento del consumo de bebidas azucaradas y helados.
Durante el verano aumenta el consumo de refrescos, lo que produce un desequilibrio nutricional que afecta directamente a los dientes. Una alta ingesta de hidratos de carbono o bebidas azucaradas aumenta el riesgo de caries, según dos estudios publicados en las revistas ‘Biotechnology, biotechnological equipment’ y ‘European Journal of paediatric dentistry‘.

refrescos salud dental

Los refrescos contienen grandes cantidades de azúcar y son ácidos, lo que perjudica la salud bucodental

La caries es la enfermedad bucodental más común. Entre un 92 y un 94 por ciento de la población adulta la padece, según datos de la última Encuesta de Salud Oral en España del Consejo de Dentistas. En el caso de los niños, afecta a un 36% de los menores de 5 y 6 años; a un 45% de los de 12 años; y a más de la mitad (54%) de los adolescentes de 15 años.
Para evitarlo, además de intentar reducir el consumo de bebidas azucaradas en la medida de lo posible, desde las Clínicas de Ortodoncia Pérez Varela de Santiago de Compostela y Ourense siempre os recomendamos el cepillado de la boca después de cada comida, complementando esta limpieza con enjuagues fluorados y seda dental.
En vacaciones es normal que salgamos de casa más de lo habitual, por lo que debemos acostumbrarnos a llevar un cepillo siempre con nosotros. Igual que nos acordamos de llevar agua, sombreros y protectores solares para los niños, deberíamos llevarles un kit dental. Si olvidamos el cepillo en casa podemos enjuagarnos concienzudamente la boca para disminuir la creación de placa bacteriana o masticar chicle con azúcar como os recomendamos en post anteriores.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.