La edición de Ourense de Voz de Galicia entrevista al Doctor Pérez Varela sobre ortodoncia infantil

La edición ourensana del periódico La Voz de Galicia ha hecho un artículo sobre el trabajo de las Clínicas Pérez Varela respecto a la ortodoncia infantil y la detección precoz de las maloclusiones en los niños.

Publica La Voz que los padres no llevan a sus hijos al ortodoncista hasta los once o los doce años, ya que esperan a que el niño tenga ya todos los dientes y, ante la percepción de que estos no están bien colocados, acude al especialista. Las principales asociaciones de ortodoncia mundiales apuestan por un cambio de modelo y mentalidad para llevar a los niños por primera vez a la consulta cuando todavía no han cumplido los siete años. El objetivo es hacer una revisión de los tamaños de los huesos, entre otras cosas, porque, tal y como apuntan desde las clínicas Pérez  Varela en este diario, «es muy difícil que una persona que no tiene conocimientos de odontología pueda detectar una discrepancia en el tamaño del hueso». A los seis años es cuando erupcionan los primeros molares definitivos. A esta edad se puede ver si los niños tienen un paladar estrecho, que se corrige con aparatos; o si el hueso superior, el maxilar, no está creciendo al ritmo adecuado (lo que también se soluciona con aparato; y que en caso de no arreglarse, puede precisar cirugía en el futuro). Si esta visita se deja hasta los 12 años, «para entonces las posibles maloclusiones esqueléticas son mucho más complejas y su tratamiento es mucho más complicado que si se hubiese hecho precozmente», explicó el Doctor Pérez Varela a la edición de Ourense de La Voz de Galicia.  Con un diagnóstico a esa edad podemos evitar las ortodoncias, o que sean más sencillas», señala Juan Carlos Pérez Varela. Y añade: «en algunos casos se evitan ortodoncias o cirugías».

Noticia ortodoncia infantil pérez varela

La Voz de Galicia destaca que el Doctor Pérez Varela es presidente de AESOR, una de las principales asociaciones de ortodóncicas españolas

Que se recomiende visitar al especialista antes de los siete años no significa que después
no deba hacerse a los doce. Para entonces, los chavales ya tienen todas las piezas definitivas.
Es entonces cuando, en caso de que el menor tenga los dientes mal colocados (como se dice comúnmente), se le pone la ortodoncia. No es solo una cuestión estética. «Cuando los dientes no encajan producen problemas en la articulación temporomandibular», que es la que nos permite abrir y cerrar la boca; y cuando esta se desgasta «aparecen
problemas articulares que generan mucho dolor de cuello, cervicales, migrañas…» explicó el Doctor Pérez Varela para recordar la importancia de la prevención en el diario de la ciudad de As Burgas.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.