La Doctora Beatriz Iglesias Sánchez habla de ortodoncia invisible en La Voz de Galicia en su edición de Ourense

La Doctora Beatriz Iglesias Sánchez, Máster en Ortodoncia Lingual (Sistema Incógnito) habla sobre el auge de la ortodoncia invisible en la edición de Orense del periódico La Voz de Galicia.

A pesar de que hoy en día se está experimentando lo que algunos han dado en llamar “orgullo bracket” y cada vez más adultos se deciden a recurrir a un especialista en ortodoncia para someterse a tratamiento, lo cierto es que las modernas técnicas de ortodoncia invisible cada vez se demandan más. Así lo cuenta la Doctora Beatriz Iglesias, de las Clínicas de Ortodoncia Pérez Varela, en La Voz de Galicia, que explica que es igual de efectiva que la ortodoncia convencional, con la ventaja añadida de que es totalmente imperceptible para los demás, lo que resulta indudablemente interesante para quienes quieren mejorar su dentadura con total discreción.

ortodoncia lingual beatriz iglesias

La Doctora Beatriz Iglesias Sánchez lleva ortodoncia lingual en la foto del reportaje sobre ortodoncia invisible

La Doctora Beatriz Iglesias Sánchez es Máster en Ortodoncia Lingual, un método de ortodoncia invisible en el que los brackets se colocan en la cara interna de los dientes en vez de en la externa. La Doctora Iglesias Sánchez señala en el reportaje que durante el proceso “se van cambiando los arcos y poco a poco se logra más tensión en el diente” que se va moviendo hasta la posición que el ortodoncista indica como óptima en el planteamiento inicial del tratamiento. Los brackets linguales son totalmente individualizados, ya que a diferencia de lo que sucede con la cara externa de los dientes, que es más regular, para pegar los brackets por la cara interna tienen que hacerse a medida a partir de una imagen tridimensional virtual de la boca del paciente. Tanto los brackets como los arcos de alambre son individualizados, lo que permite hacer aparatos tan adaptados a la boca del paciente que optimizan el control del movimiento dental y disminuyen las molestias para quien los lleva (aunque como en el resto de los tratamientos de ortodoncia será necesario un periodo inicial de adaptación para acostumbrarse a la sensación de llevar algo permanentemente en la boca).

Como ya explicamos en alguna ocasión en este blog de las Clínicas de Ortodoncia Pérez Varela, el tiempo es un aliado imprescindible en un tratamiento de ortodoncia para lograr unos buenos resultados, por ello la doctora matiza que, al contrario de lo que sucede con las férulas transparentes, en la ortodoncia lingual “los brackets van puestos todo el tiempo y van a hacer la fuerza poco a poco para lograr el resultado definitivo. Esto supone que debe acudirse a la clínica una vez al mes para ajustarlo todo”.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.