La celiaquía puede ser diagnosticada por sus consecuencias bucodentales

Visitar con regularidad al odontólogo puede ayudar a diagnosticar precozmente la celiaquía, ya que la intolerancia al gluten puede ser detectada a través de los problemas dentales que genera.
La celiaquía puede provocar afecciones digestivas y orales. Es frecuente que hagan una mala absorción del calcio a causa del deterioro del intestino. Es por ello que es muy habitual que el esmalte dental se dañe, haciéndose más áspero, con decoloración dental y manchas dentales de color tanto marrón como amarillo. También puede darse que el esmalte dental de una persona tenga defectos en la estructura o incluso contar con surcos horizontales que afectan principalmente a la estética. Otro síntoma son dientes que se rompen fácilmente o con apariencia translúcida. Estas afecciones suelen ser simétricas y aparecen en incisivos y molares.

Problemas bucodentales celíacos

La intolerancia al gluten no siempre se manifiesta con los mismos síntomas

A causa de la mala absorción del calcio pueden presentar defectos estructurales o un retraso en la salida de los dientes permanentes. También pueden aparecer aftas o llagas abiertas (que aunque no es grave causa muchas molestias) e inflamaciones de la mucosa bucal, encías y la lengua.
El control de la salud bucodental, es un buen método para detectar la enfermedad celíaca de manera precoz, sobre todo en los más pequeños. Además de visitar regularmente al odontólogo conviene mantener unos buenos hábitos de higiene para reducir los posibles daños en los dientes.

Fuente: Sociedad Española de Prostodoncia y Estética (SEPES)

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.