La adicción a tener los dientes blancos o blancorexia perjudica la salud

La obsesión por tener los dientes cada vez más blancos tiene efectos muy nocivos para la salud. Los medios de comunicación, el cine y la publicidad fomentan estereotipos ideales que son poco reales. Muchas veces se ha acusado a los medios de contribuir a que algunas personas caigan en problemas alimenticios como la anorexia o la bulimia para tratar de conseguir un cuerpo que no se corresponde con su constitución. Pero la adicción a la extrema delgadez o a las pieles excesivamente bronceadas no son los únicos estereotipos falsos que perjudica la salud.
Las dentaduras blancas impolutas que vemos en los anuncios tampoco son muy realistas. El blanco nuclear perfecto que se ve en los medios no es natural. Cuando conseguir ese blanco se convierte en una obsesión se convierte en blancorexia y perjudica la salud oral.
Los dientes van oscureciéndose con la edad, pero ni si quiera cuando somos niños son tan blancos. Hay que recordar que cada persona tiene un tono dental distinto, que viene determinado por la genética. Los blanqueamientos profesionales aclaran la tonalidad de los dientes que ha sido oscurecida por factores como el tabaco, el vino o la mala higiene, hasta lograr un color más natural.

blanqueamiento dental

Someterse constantemente a tratamientos blanqueadores puede dañar seriamente la salud de tu boca

Los que se someten una y otra vez a tratamientos blanqueadores, tanto profesionales como caseros, para lograr un blanco irreal acaban dañando el esmalte, pero también la pulpa dental, las mucosas de la boca e incluso en las encías. En los casos más graves puede llegar a la pérdida del diente.
Si te vas a someter a un blanqueamiento dental, háztelo en una clínica odontológica y ponte en manos de profesionales que valoren cómo es tu esmalte dental (si tiene permeabilidad y, por lo tanto, influirá en tu sensibilidad), así como tus hábitos, que han de ser compatibles con un blanqueamiento. Comprar productos a través de internet para ese blanqueamiento y aplicarlos sin medida puede tener graves perjuicios.
Si quieres evitar tener que someterte a un blanqueamiento, aquí os dejamos unas pautas para tener unos dientes blancos de forma sana:

– No te fíes de leyendas urbanas como que se pueden blanquear los dientes con limón, vinagre bicarbonato y papel de aluminio…etc
– Extrema la higiene a diario
– Evita el tabaco y de bebidas como el café, el té o el alcohol, ya tiñen los dientes
– Evita las bebidas con alto contenido en azúcares
Las personas con blancorexia viven con la constante frustración de no alcanzar los objetivos perseguidos, pues hay que recordar que muchas de las sonrisas que se ven en los anuncios y películas en muchas ocasiones se ven así gracias a retoques fotográficos o son carillas dentales. Consulta siempre a un profesional antes de someterte a cualquier tratamiento blanqueante.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.