Investigadores de la Universidad Complutense diseñan un test que detecta el cáncer oral en la saliva

Los tumores que se desarrollan en la boca (lengua, labios y glándulas salivares…), dejan un rastro en la saliva. Es decir, la presencia de cáncer oral se asocia con una variación de los niveles de ciertas sustancias o compuestos bioquímicos o celulares (conocidos como ‘biomarcadores’) que puede ser detectada en una muestra de saliva. Por ello un grupo de investigadores de la Facultad de Ciencias Químicas de la Universidad Complutense de Madrid (UCM) han diseñado el primer biosensor que puede identificar el cáncer oral analizando la presencia simultánea de dos biomarcadores en la saliva. La investigación ha sido publicada en la revista «Biosensors and Bioelectronics», donde se explica que el nuevo biosensor detecta la presencia de una proteína, la interleucina 8 (IL-8), y la del ARN mensajero (ARNm) directamente en las muestras de saliva, sin procesar ni diluir.
Investigaciones anteriores habían demostrado que los niveles de la IL-8 y de su ARNm asociado se encuentran alterados cuando hay cáncer oral. Por otra parte otros estudios también habían puesto en evidencia cómo la detección simultánea de estos dos biomarcadores de distinta naturaleza (uno proteico y otro genético) permite un diagnóstico clínico más preciso, pero hasta ahora no había ninguna herramienta que analizara ambos biomarcadores simultáneamente. El nuevo biosensor es la primera herramienta que analiza simultáneamente los dos marcadores.

cancer oral

La detección precoz ayuda a que el tratamiento pueda hacerse a tiempo

Aunque su eficacia sólo se ha probado hasta el momento en personas sanas, los investigadores esperan contrastarla próximamente en pacientes de cáncer oral (tanto con tumores en la boca, como en lengua, labios y glándulas salivares).
Los autores de este estudio aseguran que la detección de dos biomarcadores minimiza la existencia de falsos positivos y negativos, pero además, la determinación de un biomarcador genético, como es el ARNm, permite un diagnóstico precoz.
Además, aunque su eficacia se testará inicialmente en la detección del cáncer oral, no será únicamente útil para este tipo de tumores. Los investigadores confían en que este nuevo dispositivo también se podrá emplear en el diagnóstico del cáncer de cabeza y cuello por medio del análisis de la saliva. También es susceptible de ser utilizado en otros tipos de cáncer, dado que el sensor puede ser empleado en otros fluidos biológicos como la sangre o la orina.
La investigación, la actualización constante y el intercambio científico son los que permiten estos avances que mejoran la calidad de vida de las personas y favorecen la detección precoz necesaria para poder abordar a tiempo el tratamiento. A pesar de estos adelantos científicos es aconsejable la prevención y mantener hábitos de vida saludables.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.