Cómo intoxicamos a los niños dándoles tanto azúcar sin saberlo, advierten los científicos

La Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) advierten que el abuso de bebidas azucaradas y productos procesados reducen la esperanza de vida de los menores. Así de contundente es la advertencia de los científicos, que aseguran que aún no somos conscientes de la cantidad de azúcar que esconden los alimentos procesados. La ausencia de conciencia crítica y  la falta de hábito de leer las etiquetas de los productos hacen que los niños consuman tal cantidad de azúcar que se pone en riesgo su salud. No sólo por las consecuencias más obvias: caries y obesidad, sino que aseguran que puede ser la primera generación con una esperanza de vida menor que sus padres debidos a estas malas costumbres alimentarias. La Sociedad Española de Endocrinología y Nutrición (SEEN) advierte que los azúcares añadidos incrementa el riesgo de sufrir síndrome metabólico y enfermedades derivadas como cardiopatías, hipertensión, diabetes y cáncer que pueden reducir su esperanza de vida. Denuncian que incluso los productos que ponen “sin azúcar añadido” son engañosos.

azucar alimentacion infantil

Diversos estudios advierten que las bebidas azucaradas y productos procesados reducen la esperanza de vida de los menores

Las prisas del día a día provocan que los niños consuman alimentos ricos en estos azúcares como cereales industriales, galletas, magdalenas, bollos industriales, zumos envasados, bebidas carbonatadas, batidos, pizzas, salchichas, hamburguesas, salsas o conservas  con edulcorantes. Como ejemplo cabe recordar que una cucharada de salsa de tomate para hamburguesa equivale a cuatro cucharas de azúcar, mientras un refresco contiene entre 20 y 30. En muchas etiquetas se indica la presencia de sacarosa, fructosa, dextrosa, pero no la cantidad que llevan.

Un estudio publicado el año pasado cifraba en más de 180.000 las muertes derivadas del consumo de bebidas azucaradas al año y la revista Journal of Nutrition un informe de un equipo de investigadores españoles de la red CIBEROBN (Instituto de Salud Carlos III) señala directamente a las bebidas azucaradas (incluyendo bebidas light y zumos de fruta envasados) como causantes del incremento del riesgo de sufrir síndrome metabólico.

La Asociación Americana de Corazón acaba de publicar un estudio Added Sugars and Cardiovascular Disease Risk in Children, recomendando reducir en niños el consumo de azúcares añadidos (tanto sólidos o líquidos) a menos de 25 gramos al día (100 calorías o seis cucharitas de azúcar).

Estos mismos nutricionistas sugieren que las familias que deseen frenar el consumo masivo de azúcar intenten realizar en la medida de lo posible las compras los mercados de proximidad (apostando por los llamados “alimentos silenciosos” como pescado, frutas y verduras) para evitar los compuestos añadidos disimulados que se encuentran en los productos procesados.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.