Importancia de la transición del hábito de deglución de la infancia a la edad adulta

En los primeros años de vida los recién nacidos maman con las mandíbulas separadas. Con el crecimiento nacen los dientes, empiezan a masticar y se va poco a poco perdiendo el hábito de succión hasta adoptar una deglución normal, es decir, donde la lengua no se apoya contra los incisivos y los labios están en contacto pasivo.  


Si está transición de hábito de deglución no se efectúa, pueden darse malformación de los arcos dentales y mala posición dentaría, lo cual impide tener una oclusión correcta a la hora de masticar.


Es importante acudir al Ortodoncista (entre otros especialistas) para solucionar este problema y así evitar mayores daños dentarios a futuro.


Noticias Relacionadas: