Implantes: lo barato sale caro.

Los implantes son una excelente opción para sustituir dientes, pero sólo profesionales especializados y con experiencia que realicen un estudio previo, que usen materiales de la máxima calidad y hagan un mantenimiento posterior correcto te permitirán alcanzar el resultado idóneo.
Cuando no se cumplen estas condiciones pueden darse consecuencias indeseadas como desajustes, fracturas o pérdida del implante, infecciones y hasta pérdida irreparable del hueso.
Es por eso que el Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de la Primera Región (COEM) ha puesto en marcha la campaña “Tu boca no está de oferta”, debido al riesgo del tratamiento con implantes que se ofertan a bajo coste, porque pueden no cumplir un mínimo de calidad e incluso suponer un riesgo para la salud bucodental del paciente.

Sólo un profesional cualificado debería cuidar de algo tan importante como tu boca

Sólo un profesional cualificado debería cuidar de algo tan importante como tu boca

Un implante de poca calidad tiene un riesgo mucho mayor de provocar complicaciones. Un implante debe integrarse de forma natural con el resto de los tejidos de la boca (lo que llamamos osteointegración), ya que actúan como raíces para posteriormente soportar los nuevos dientes artificiales que irán asentados en ellos.

Consejos para la colocación de un implante con garantías
1- Busca un profesional acreditado y pide que sea él el que manipule personalmente las prótesis dentales en tu boca.
2- Pide que te expliquen claramente el tratamiento, los pasos y el presupuesto con una valoración apropiada por parte de un especialista acreditado sobre las posibles indicaciones o contraindicaciones.
3- Desconfía de tratamientos baratos porque suele deberse a que se utiliza material de baja calidad: El material utilizado en el tratamiento con implantes es de avanzada tecnología y tiene un coste elevado.
4- Nadie puede garantizarte un tratamiento de por vida: Los implantes osteointegrados realizados con un material adecuado y por un especialista cualificado tienen un alto grado de fiabilidad. Más del 90% de los implantes colocados en el maxilar superior y en la mandíbula sigue funcionando 15 años después. Sin embargo, no es posible garantizar un tratamiento para siempre, al igual que sucede con tus propios dientes. Desconfía de las ofertas que te lo prometan.
5- Cuida tu implante: Una correcta higiene bucodental es determinante para el éxito del implante.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.