Hábitos cotidianos que perjudican nuestra salud bucodental

Llevar un piercing, el estrés o incluso morderte las uñas son cosas frecuentes en la vida de muchas personas que pueden afectar a la salud de nuestra boca. Desde las Clínicas de Ortodoncia Pérez Varela de Santiago y Ourense te animamos a que consultes a nuestro equipo de profesionales para solucionar cualquier duda y fomentar hábitos saludables.

Mordernos las uñas, además de dañar nuestras manos (aspecto desaliñado, hinchazón…) perjudica la salud bucodental, especialmente si llevamos ortodoncia, ya que probablemente ocasionemos daños y desperfectos.

Al meter los dedos en la boca se ingieren bacterias a través de las uñas mordisqueadas. Éstas son algunas de las consecuencias que puede tener:

– Deformación de la arcada, las encías y el paladar por el gesto repetitivo.

–  Daño en encías y gingivitis.

– Infecciones bacterianas como aftas y herpes.

-Aumento de las caries.

– Desperfectos en las carillas, restauraciones de composite o coronas de porcelana o metal-porcelana sobre dientes o implantes.

– Daños en los brackets (desprendimientos, roturas o distorsión de los alambres) de la ortodoncia provocando un retraso en la duración del tratamiento.

Además te contamos 15 consecuencias para la salud bucodental que tiene el llevar un piercing en la boca:

Piercing y salud bucodental foto mujerhoy

Llevar un piercing en la boca afecta a tu salud bucodental

  1. Infecciones bacterianas y su contagio al resto del cuerpo
  2. Fracturas y fisuras dentales
  3.  Alergias al metal
  4. Riesgo de tragarse el piercing
  5. Transmisión de hepatitis B, C o D y del VIH
  6. Bloqueo de las vías aéreas provocado por la inflamación de la lengua
  7. Quistes, abscesos y tumores
  8.  Daño a las restauraciones metálica y sensibilidad pulpar provocada por la corriente galvánica de la joyería metálica.
  9. Halitosis por acúmulo de bacterias
  10.   Recesión gingival y afectación de las piezas dentales
  11. Cicatrices
  12. Dificultad para hablar correctamente, tragar y percibir bien los sabores
  13. Interferencia con pruebas de rayos x
  14. Complicaciones como la endocarditis infecciosa en caso de problemas cardiacos
  15.  Parálisis parcial o total de la zona perforada si se traspasa algún nervio

Pero además el estrés acaba perjudicando la salud de nuestra boca, ya que es frecuente que cuando las personas se ven sometidas a tensión emocional abandonen hábitos saludables, aumentar el consumo de alimentos azucarados, alcohol o tabaco. También suelen olvidarse del cepillo y el hilo dental, lo que promueve el crecimiento de bacterias

De hecho se ha demostrado que circunstancias como la crisis económicas o el estrés académico puede conducir a la inflamación de las encías debido a que el cuerpo, en un intento de protegerse de las bacterias en la boca, ataca sus propias encías.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.