¿Es importante ponerse las retenciones tras terminar la ortodoncia?

Durante todo el proceso de ortodoncia es normal desear que llegue el ansiado día en que se termine la fase activa del tratamiento, liberarse de los brackets o los aparatos removibles, ver los dientes en su sitio ideal, tener una buena oclusión y, en definitiva, mejorar la sonrisa.

Pero es importante recordar que al terminar la fase activa del tratamiento comienza la de retención, ya que los dientes tienden a moverse durante toda la vida. Si queremos evitar que las piezas dentales vuelvan a la posición inicial, y evitar un retratamiento, es aconsejable ponerse los retenedores tal y como te indique el equipo de la Clínica Pérez Varela.

Hoy en día se sabe que acudir a las revisiones, y llevar las retenciones es fundamental para mantener los resultados de la ortodoncia, tanto en los tratamientos con brackets, como en los realizados con alineadores transparentes.

Existen varios tipos de retenedores, que pueden ser fijos o removibles (de quita y pon). Será el ortodoncista el que determine qué tipo de retención es más aconsejable para cada caso concreto.

retenciones ortodoncia

Isa con tres tipos de retenedores de Hawley y otro que también ejerce como férula de descarga

Los retenedores fijos son unas barras finitas que suelen colocarse de colmillo a colmillo por la cara lingual (interna) de los dientes y no causan ninguna molestia.

En cuanto a los retenedores removibles, existen distintas opciones, una de ellas,  (Essix o bio) se parecen mucho a los alineadores transparentes, pues también son  unas férulas transparentes de “quita y pon” que se hacen a medida para cada paciente.

También hay retenedores que realizan a la vez la función de férula de descarga a los que el equipo de la Clínica Pérez Varela irá realizando ajustes.

Por otra parte están los Retenedores de Hawley, que tienen un arco exterior y unos ganchos que se colocan en los molares, y una parte de un material acrílico que cubre parte del paladar. También hay diferentes tipos en función del problema por el que se acudió al ortodoncista.

Las retenciones fijas deben de limpiarse del mismo modo que los dientes, dentro de las rutinas de higiene bucodental diarias. En cambio, las retenciones removibles deben ser limpiados cada día cepillándolos con jabón neutro y agua tibia. Una vez a la semana recomendamos darle una limpieza más exhaustiva empleando las pastillas efervescentes especiales para la limpieza de prótesis dentales que se diluyen en agua.

 

 

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.