Enfermedades que afectan a la salud bucodental

Hay ciertas dolencias que afectan a la salud de nuestra boca y que por tanto obligan a extremar los cuidados además de realizar una correcta higiene.
Una de estas enfermedades es la diabetes ya que unos niveles de azúcar descontrolados en sangre aumentan la probabilidad de acumular placa bacteriana. Esto, a su vez, puede provocar enfermedades como gingivitis o periodontitis.
La gingivitis es reversible, es la inflamación de las encías que todos podemos tener en algún momento de la vida, y se puede curar. Se da cuando no se limpian bien los dientes y la placa bacteriana se va acumulando entre ellos. La respuesta inmediata de la encía es inflamarse y sangrar. Si el dentista realiza una limpieza y se inicia la higiene correcta en casa, la gingivitis es reversible.
Pero si la gingivitis se prolonga en el tiempo, la inflamación de la encía alcanza al hueso y al ligamento periodontal, y se convierte en periodontitis, lo que antes se conocía como piorrea. Si a la periodontitis se hace crónica puede provocar que se pierdan dientes. Los implantes una solución para la pérdida de piezas dentales, pero es importante que estos sean de materiales de máxima calidad y que estén colocados por un especialista. Además es muy importante cuidarlos (con una adecuada higiene y con revisiones periódicas), de lo contrario, fallan y se infectan para evitar la periimplantitis una inflamación de todo el tejido que rodea el implante y que puede incluso hacer que se llegue a perder.

No se trata de un rechazo al implante, los implantes de buena calidad son de titanio, el mismo material con el que se hacen los clavos y grapas de titanio. Pero el implante se puede infectar y, esa inflamación del tejido puede provocar que se mueva y que acabe cayendo.

enfermedades salud oral

Algunas dolencias obligan a una especial vigilancia de la salud bucodental

Hay otros trastornos que afectan a la salud de nuestra boca, como la anorexia o la bulimia, que tienen como consecuencia un desgaste dental mecánico y químico. Los vómitos producen lesiones que pueden afectar a la estructura dental, el paladar y las encías, ocasionando un progresivo desgaste de las piezas dentales. Este desgaste, sumado a que la desnutrición empeora la calidad y reduce la cantidad de saliva, también favorece la aparición de caries y enfermedades periodontales.
En estos pacientes también es frecuente una limpieza excesiva y agresiva de los dientes, y si además se consumen muchas bebidas ácidas, pueden producirse lesiones dentales y que las raíces de las encías se retraigan y queden expuestas.
Los estudios demuestran que los enfermos de artritis reumatoide tienen mayor riesgo de padecer gingivitis debido al estado general de inflamación. Además, esta enfermedad afecta a las articulaciones de las manos, por lo que suele resultar complicado cepillarse los dientes correctamente y utilizar hilo dental, lo que empeoraría la salud dental y periodontal de estos enfermos.
La adicción al tabaco y el alcoholismo también favorecen la pérdida del esmalte dental, la halitosis y enfermedades periodontales ya que la boca se convierte en un foco de infecciones que agrede los tejidos gingivales.
Como siempre os recomendamos desde las Clínicas de Ortodoncia Pérez Varela de Santiago de Compostela y Ourense es conveniente una detección precoz gracias a las revisiones periódicas y prevenir enfermedades con una buena higiene bucodental.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.