Encuentran en los dientes evidencias de un ritmo biológico no circadiano

Los dientes revelan mucha información sobre su propietario, pero también sobre su especie. Un reciente estudio realizado por investigadores de la Facultad de Odontología de la Universidad de Nueva York ha revelado evidencias de la existencia de un ritmo cronobiológico responsable de regular el ritmo de crecimiento y desarrollo en los grandes mamíferos. El llamado “reloj biológico diario” o ritmo circadiano, es el que controla gran parte del ritmo normal de desarrollo de un organismo. El paradigma de crecimiento ha sido objeto de investigaciones moleculares, celulares, farmacológicas y conductuales que no fueron capaces de responder a cuestiones como por qué las ratas u otros mamíferos maduran más rápido que los humanos. Observando sólo las diferencias en el ritmo diario resulta imposible explicar las enormes variaciones en la edad de la madurez y otros hitos del desarrollo, lo que según los investigadores indica que existe otro mecanismo de tiempo biológico. Los autores de este estudio publicado en la revista ‘Plos One’ han vinculado estas variaciones a otro mecanismo de temporización biológica que opera en los ritmos multi-día de crecimiento y degradación, a través del análisis metabolómico de plasma sanguíneo.

dientes investigación ritmo biológico

Los dientes son una valiosa fuente de información biológica

Esta investigación se basa en estudios anteriores del doctor Bromage que observaron los ritmos biológicos de varios días dentro de las líneas de crecimiento en el esmalte dental y el tejido óseo del esqueleto publicados por primera vez en febrero de 2009 en ‘Calcified Tissue International’.
Según el Doctor Bromage “estos ritmos afectan a los huesos, el tamaño del cuerpo y muchos procesos metabólicos, incluyendo la frecuencia cardiaca y la respiración”. Influyen al ritmo general de vida de un organismo, lo que explica que una rata que desarrolla dientes y hueso en una fracción del tiempo de un ser humano, también vive más rápido y muere a una edad mucho más temprana.
La investigación se hizo a través de secciones histológicas de los dientes de primates para evaluar la relación de estas medidas cronobiológicas con variables relacionadas con la historia y procesos de la vitales , incluyendo la masa corporal , el tamaño del cerebro , la edad de la primera reproducción o su nivel de actividad.

“Estos resultados proporcionan una nueva visión de los procesos biológicos que regulan el crecimiento corporal y el control de la duración de la gestación, el destete, la edad de madurez y otros hitos del desarrollo”, concluyó el doctor Bromage en Plos One “Creemos que éste es un componente clave de qué regula la historia de la evolución de la vida de las especies”.

Fuente: Infosalus. Revista Plos One

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.