El periódico de Ourense La Región habla de ortodoncia invisible con el Doctor Pérez Varela y la Doctora Beatriz Iglesias

El interés por la ortodoncia lingual, técnica ortodóncica completamente invisible para los demás, es creciente. El Doctor Pérez Varela y la Doctora Beatriz Iglesias Sánchez hablan en el periódico ourensano La Región sobre este sistema que permite someterse a tratamiento ortodóncico a quienes, por cuestiones de trabajo, o simplemente porque prefieren hacerlo con discreción, no quieren que los brackets sean visibles.

La Doctora Beatriz Iglesias Sánchez, Máster en ortodoncia lingual, protagoniza la foto del artículo, ya que ella misma es usuaria de estos brackets que se colocan en la cara interna del diente y que, como se aprecia en la imagen, son absolutamente imperceptibles.

Beatriz Iglesias Sánchez ortodoncia invisible

La sonrisa de laDoctora Beatriz Iglesias Sánchez llevando ortodoncia lingual es una excelente demostración de que realmente es invisible

El reportaje destaca que las ortodoncias de muchos rostros conocidos han animado a muchos pacientes a mejorar su sonrisa superados los 40 años, mencionando los conocidos casos de la reina Letizia o Cristiano Ronaldo, el Rey Juan Carlos o más recientemente el Presidente de la Xunta de Galicia cuyos tratamientos se han hecho públicos contribuyendo a normalizar y visibilizar la ortodoncia en personas adultas. El Doctor Pérez Varela, presidente de AESOR y vocal de la comisión científica de la SEDO, apunta entre los motivos de este aumento en la demanda de tratamientos de ortodoncia por parte de adultos el hecho de que muchos de los que ahora son mayores hubiesen necesitado corregir la posición de sus dientes cuando eran niños, pero en ese momento la ortodoncia no estaba tan extendida en España.

Otra de las razones de que muchas personas mayores decidan corregir su dentadura a edades que podrían considerarse tardías es que con la edad los dientes tienden a juntarse y en algunos casos se apiñan. Es a partir de los 40 años cuando suelen empezar a hacerse visibles algunos procesos que se llevan desarrollando en la boca durante años, pero que hasta entonces estaban en equilibrio. Es por eso que a esas edades puede aparecer la necesidad de mejorar la sonrisa. Los dientes también pueden desplazarse debido a otros motivos, como por ejemplo, problemas en las encías.

La ortodoncia lingual es adecuada en todos los casos, incluso los más complejos, pero es especialmente idónea para aquellos que por el motivo que sea no quieren que se note que llevan brackets al hablar con los demás, comer, sonreír o relacionarse porque es realmente invisible.

El artículo del periódico de Ourense también explica cómo los brackets se realizan de forma individualizada, ya no para cada paciente, sino a la medida exacta de cada diente sobre el que se va a colocar.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.