El estrés crónico materno puede provocar caries infantil

Hay numerosas investigaciones que demuestran que el estrés materno afecta al desarrollo del bebé, pero un estudio reciente del londinense Kings College y la Universidad de Washington,  en los Estados Unidos, asocia el estrés materno crónico con una mayor incidencia de las caries en los niños. Según los autores de la investigación publicada en el ‘American Journal of Public Health’, también se relaciona con menor lactancia materna y menos visitas al dentista.

Septiembre 2015 American Journal of Public Health

La portada del número de septiembre de 2015 del American Journal of Public Health

Los investigadores analizaron los datos de 716 parejas de madres e hijos en Estados Unidos, con niños de entre 2 y 6 años y madres con una media de 36. Los datos revelaron que las caries dentales eran más frecuentes entre los niños cuyas madres tenían dos o más marcadores biológicos de estrés crónico. El estudio también analizó diversas conductas relacionadas con el cuidado de estos niños, como la lactancia materna, la frecuencia de las visitas al dentista y el hecho de que desayunasen diariamente o no. Las conclusiones indicaron que los niños cuyas madres no les dieron el pecho tenían más caries que aquellos que sí lo habían tomado. Además, las madres que tenían uno y dos o más marcadores biológicos de estrés crónico eran menos propensas a amamantar a sus bebés que aquellas que presentaban niveles de estrés normales.
El estudio también tuvo en cuenta la situación socioeconómica evidenciando que las madres con menores ingresos eran menos propensas a amamantar a sus bebés, llevaban con menos frecuencia al dentista a los niños y los hacían tomar el desayuno diariamente en menor medida que aquellas con mayor nivel de ingresos.
Como ya os hemos contado en anteriores post de este blog de las Clínicas de Ortodoncia Pérez Varela de Santiago de Compostela y Ourense hay estudios que demuestran que la madre es la mayor transmisora de caries, por lo que controlar las enfermedades orales en la madre durante el embarazo reduce la transmisión de bacterias orales al recién nacido. Este nuevo estudio apunta que también conviene reducir el estrés materno, además de por las consecuencias ya conocidas sobre el desarrollo del bebé, para evitar que tenga problemas de salud bucodental a futuro. El estrés es una reacción natural a presiones físicas, emocionales y ambientales, pero se ha probado que los fetos responden alterados cuando la madre está estresada, por lo que es importante reconocer las señales de estrés para atajarlos y aprender a relajarse.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.