El Doctor Pérez Varela habla sobre tratamientos de ortodoncia invisible y a cualquier edad en El Faro de Vigo

La ortodoncia es cada vez más el perfecto aliado de la salud bucodental, no sólo de niños y adolescentes, sino de un número creciente de adultos. El periódico El Faro de Vigo publicó en sus páginas de salud un reportaje en el que el Doctor Juan Carlos Pérez Varela, como presidente de la Asociación Española de Especialistas en Ortodoncia (AESOR) explicaba que “no hay límites de edad, el tratamiento no es tan largo ni tan costoso, y los pacientes quedan satisfechos con una mejora en su autoestima y salud, que merece la pena llevar a cabo por el equilibrio entre costes y beneficios”.

Faro de Vigo Pérez Varela ortodoncista

El Faro de Vigo publicó en su sección de salud este reportaje sobre ortodoncia

A pesar de que el momento óptimo para una ortodoncia es la etapa de crecimiento, puede hacerse en cualquier momento de la vida y todos los casos tienen solución si son tratados por el profesional adecuado, aún en el caso de malformaciones severas o enfermedades crónicas. Eso sí, si en el momento en el que va a comenzarse el tratamiento el paciente tiene enfermedad periodontal (una dolencia muy abundante entre la población), sólo puede iniciarse una vez que esté totalmente controla la inflamación de la encía y del hueso. Esto es porque si se aplica fuerza sobre el diente antes de que esté controlada, puede dar lugar a la destrucción de las estructuras afectadas.
Otra patología que hay que comentar al ortodoncista antes de iniciar un tratamiento de ortodoncia es la diabetes. Como explica el Doctor Pérez Varela en el reportaje publicado por El Faro de Vigo “Los antiinflamatorios inhiben el movimiento dentario igual que el ácido acetilsalicílico por lo que hay que tener en cuenta su efecto sobre la ortodoncia. Sin embargo, no existen demasiadas contraindicaciones a la hora de pasar por un tratamiento de ortodoncia”.
El diario de la ciudad olívica hace hincapié en el papel de la ortodoncia en la salud, ya que aunque uno de los objetivos es lograr una sonrisa bonita, lo importante es conseguir un buen funcionamiento y salud de las estructuras dentales. La ortodoncia es un gran aliado para conseguirlo, ya que si se alinean bien los dientes se facilita el cepillado y es más sencillo mantener una buena salud dental. Por otra parte, si encajan bien los dientes superiores e inferiores eso facilita la masticación, pero también mejora la oclusión por lo que se alivia el desgaste de los dientes y los problemas en la articulación temporomandibular que une la mandíbula con el resto del cráneo.
Aún así, el Doctor Pérez Varela no resta importancia a los beneficios de lograr una bonita sonrisa, y explica que “la mayoría de las personas acuden a consulta para mejorar la estética de su sonrisa. Les tomamos fotos de sus dientes, de su perfil y su sonrisa y ésta cambia en gran medida tras el tratamiento. A estas personas les cuesta sonreír e incluso no les gusta hacerlo para no mostrar sus dientes, después su sonrisa se vuelve franca y real”.
La mayoría de los que acuden a la consulta de un especialista busca resolver un problema de apiñamiento dental que se origina porque los dientes tienen mayor tamaño que los huesos que los albergan. Pérez Varela recordó en El Faro de Vigo que nuestros antepasados prehistóricos necesitaban un sistema óseo más grande y fuerte para triturar alimentos pero también madera o hueso y por ello sus huesos estaban más desarrollados. Con la evolución de la especie humana el maxilar ha ido disminuyendo de tamaño asociado a hábitos de masticación diferentes.
La creencia popular asocia la ortodoncia al dolor, sin embargo, salvo excepciones, se trata más de molestias durante el periodo inicial de adaptación que de dolor. Es verdad que el tratamiento ortodóncico produce inflamación en el ligamento periodontal que une el diente con el hueso alveolar del maxilar. El Doctor Pérez Varela explica que durante este proceso “lo que para determinadas personas supone una molestia para otras puede considerarse dolor”.
Para lograr los mejores resultados tras la ortodoncia el paciente debe colaborar, por ejemplo evitando los productos pegajosos o muy duros que pueden movilizar los brackets y extremando la limpieza de su boca. Aunque todos debemos cepillarnos los dientes tres veces al día también hay en el mercado productos específicos para la higiene oral de la ortodoncia.
El artículo publicado en El Faro de Vigo también hace un repaso por los distintas alternativas de tratamiento, ya que actualmente el paciente puede optar desde por usar brackets convencionales, a los discretos cerámicos transparentes hasta por ortodoncia invisible como la ortodoncia lingual en la que los brackets van colocados en la parte trasera de los dientes y por eso no se ven. Otra alternativa discreta son los populares alineadores transparentes. El presidente de AESOR explica al respecto “Su mecánica de actuación es diferente pero todos funcionan y la ortodoncia es posible con cualquiera de ellos”.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.