El Doctor Pérez Varela habla de ortodoncia infantil en La Región

El Doctor Pérez Varela habló de las ventajas de la detección temprana en el periódico La Región. Tal y como contó en el periódico ourensano el Presidente de la SEDO: Si tu hijo o hija nació en 2016 es el momento de llevarlo a su primera revisión de ortodoncia, ya que <<una detección temprana de las maloclusiones entre los 5 y los 6 años tiene una solución mucho más sencilla que si se tratan en la edad adulta, ya que podemos hacer ortopediadentofacial>> explicó.

El Doctor Perez Varela en el diario ourensano

<<Fundamentalmente lo que comprobamos entre los 5 y 6 años es cómo están erupcionando los dientes, cómo va creciendo transversalmente la maxila y cómo va creciendo hacia adelante la maxila para que, si surgen problemas, poder tratarlos precozmente>> añade.
Es a esa edad cuando se suele producir el llamado “segundo levantamiento oclusal”, << es aproximadamente entonces cuando erupcionan los primeros molares y es el momento de detectar muchas maloclusiones esqueléticas>> advierte el Embajador de la Asociación Americana de Ortodoncistas en España <<es importante que un especialista se asegure de que todo va bien para que, más adelante, en torno a los 12 años aproximadamente, los dientes encajen bien cuando salgan los segundos molares permanentes>>.
Al nacer, los maxilares están separados y se puede decir que no hay oclusión, pues no hay una relación de ajuste entre ellos. La erupción de los dientes comienza a edades diferentes, pero a medida que van saliendo los dientes temporales o de leche, también se desarrollan verticalmente los huesos maxilares. Cuando salen los primeros molares de leche, llega un momento en que entran en contacto los superiores con los inferiores y ahí se crea un engranaje que no existía previamente, apareciendo la oclusión. Este primer contacto entre molares temporales es lo que se llama “primer levantamiento oclusal”.
Entre los 5 y los 6 años se produce el segundo levantamiento oclusal, cuando hacen contacto entre sí los primeros molares permanentes. La erupción de los primeros molares definitivos es fundamental, pues sirven de ‘guía’ para la colocación de los que faltan por salir reservando el espacio en el que después deberán estar los caninos y premolares definitivos.
<<La intervención precoz nos permite aprovechar el crecimiento del niño antes de que salgan las piezas permanentes con el objetivo de hacer espacio en la boca para que los dientes y las muelas erupcionen sin problemas>> añade el Doctor Pérez Varela << a esas edades el hueso está en crecimiento y es más maleable, por lo que se puede corregir con más facilidad con ortopedia dentofacial que si se espera a la edad adulta, que podrá ser necesaria una ortodoncia, e incluso tratamientos combinados de ortodoncia con cirugía ortognática en algunos casos>>.
Entre los 5 y los 6 años es la edad ideal para detectar de forma precoz anomalías en el crecimiento de los maxilares y poder actuar de forma ortopédica. <<Si durante la revisión detectamos que el el maxilar del niño o niña está comprimido, es el momento de hacer expansión del maxilar, con lo cual vamos a ensancharlo y esto puede incluso favorecer la respiración de los niños. En los casos en los que hay una maloclusión Clase III esquelética (que el maxilar no le crece ni a lo ancho ni hacia adelante), se puede hacer un tratamiento ortopédico de Clase III con expansión de la maxila, y una máscara facial para llevar el maxilar hacia adelante. En los casos en los que el pequeño presenta una maloclusión clase II, que es cuando la mandíbula no crece, se esperaría un poco más adelante para tratarlo>>  explica el especialista en ortodoncia. << En estas revisiones comprobamos cómo van erupcionando los primeros molares, los dientes definitivos, y ver cómo va creciendo la maxilar (tanto a lo ancho como adelante), y es un momento ideal para actuar ortopédicamente sobre la maxila (que es el hueso superior) ensanchándolo o llevándolo hacia adelante si hay maloclusión Clase III.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.