El Doctor Pérez Varela habla de los protocolos y tratamientos en esta Desescalada Responsable

Tal y como os hemos ido contando en este blog de las Clínicas de Ortodoncia Pérez Varela de Santiago de Compostela y Ourense, y en nuestras redes sociales, estas semanas hemos ido recuperando progresivamente la normalidad. Después de las semanas de cierre por responsabilidad motivado por la Alerta Sanitaria provocada por el COVID-19, el Equipo Pérez Varela retomó su actividad incorporando nuevos protocolos preventivos de bioseguridad e introduciendo numerosos cambios para adecuarse a la nueva situación y contribuir a evitar los contagios. Así lo explicó el Doctor Pérez Varela en el periódico De Santiago de Compostela, El Correo Gallego:

“En la mayoría de las clínicas ortodóncicas ya seguíamos protocolos sanitarios muy estrictos, y ahora estamos extremando esos procedimientos que ya estábamos cumpliendo, implementando medidas extraordinarias como la instalación de mamparas, epis y otras medidas de seguridad, espaciando más las visitas…etc” explica el Doctor Pérez Varela, “fuimos retomando la actividad clínica de forma progresiva, para que, tanto el equipo como los pacientes, se fuesen adaptando a los nuevos protocolos”. Entre otras cosas, se pide la colaboración de los pacientes para que acudan a la cita preferiblemente solos (y de no ser posible con un acompañante como máximo), que acudan con mascarilla y preferiblemente con gafas de protección, que antes de ir a la clínica se tomen la temperatura y vigilen síntomas compatibles con el COVID-19, etc.

“Nos sentimos muy agradecidos porque, en general, los pacientes lo comprenden y siguen en todo momento las instrucciones de nuestro equipo porque saben que es por protegernos a todos” explica Juan Carlos Pérez Varela, en El Correo Gallego “Nuestras clínicas ya eran espacios seguros, pero ahora aún lo son más”.

Perez Varela correo gallego

El Doctor Pérez Varela posa con Raquel, uno de los miembros del equipo, ambos con sus EPIs puestas

Aunque durante el confinamiento tanto la Clínica Pérez Varela de Santiago, como la de Ourense, estuvieron cerradas, el equipo no estuvo parado, y se siguieron atendiendo urgencias. También aprovechó el tiempo para proseguir su compromiso con la formación continua y el intercambio científico.

“Una vez más, las tecnologías han demostrado ser nuestro gran aliado permitiéndonos participar en webinars internacionales y eventos solidarios durante el confinamiento”, reflexiona el Doctor Pérez Varela en el periódico compostelano.

Unas tecnologías que están muy presentes en el día a día de las clínicas, entre otras cosas, mejorando la precisión de los diagnósticos y facilitando la planificación de los tratamientos mediante el 3D con nuestros escáneres intraorales, CBCT…etc.

“En estas primeras semanas de Desescalada Responsable nos hemos centrado en revisar y retomar los tratamientos de nuestros pacientes que ya estaban en curso, que era lo prioritario” aclara Juan Carlos Pérez Varela “ahora también es importante volver progresivamente a la normalidad recordando que la ortodoncia es mucho más que estética, es, sobre todo, salud. Por ejemplo, es fundamental que los padres sean conscientes de que han de llevar a los niños a los 6 años a revisión ortodóncica para que podamos hacer una detección precoz de las posibles maloclusiones y evitar así tratamientos más complejos en la edad adulta”.

No hay duda de que en los últimos años las ortodoncias en adultos han aumentado, y de hecho el 50% de los pacientes en estas clínicas ya son mayores. Sin embargo, no hay que olvidar que la edad óptima para someterse a ortodoncia es la adolescencia.

“Lo mejor es hacerlo durante la edad de crecimiento (especialmente entre los 12 y 13 años) porque es el momento ideal para corregir el apiñamiento” explica Pérez Varela en El Correo Gallego “para abordar los problemas esqueléticos, lo ideal es que acudan a la revisión preventiva a los 6 años”.

Durante este periodo de crecimiento se experimenta un alto metabolismo que favorece el movimiento dental, lo que hace que los tratamientos ortodóncicos sean más eficientes y cortos. Más específicamente, hay una etapa en el desarrollo del niño que se conoce como “estirón”, que acostumbra a durar unos 9 meses, en la que el crecimiento alcanza una gran velocidad y en el que la ortodoncia suele ofrecer mejores resultados. La ortopedia dentofacial evita la necesidad de hacer tratamientos más largos y costosos en la etapa adulta. La edad óptima para realizar una ortopedia para resolver una maloclusión Clase 2 es a los 10 u 11 años, y para resolver compresión maxilar y maloclusión Clase 3 es a los 6 años, de ahí la importancia de esa primera revisión ortodóncica recomendada por las principales Sociedades de ortodoncia del mundo, entre ellas la SEDO, que preside Juan Carlos Pérez Varela.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.