El chocolate negro favorece tener unos dientes más fuertes. Alimentos que ayudan o perjudican nuestra salud bucodental

Comer es uno de nuestros hábitos cotidianos que más directamente afecta a nuestra salud bucodental. Hay ciertos alimentos con los que debemos extremar la precaución ya que pueden dañar seriamente el esmalte dental. En la Clínica de ortodoncia Pérez Varela queremos que seas consciente de que no es cuestión de no comerlos, sino de hacerlo con cuidado y lavarse los dientes justo después de hacerlo.
Hace poco os hablábamos en este blog de los beneficios del té verde para nuestra salud oral, pero además hay otros alimentos que nos ayudan a proteger las piezas dentales.
Seguro que algunos de ellos te sorprenderá, como por ejemplo, el chocolate negro, que, a diferencia de la mayoría de los dulces, es beneficioso para el esmalte, ya que contiene una sustancia llamada teobromina, que lo fortalece. Además evita que las bacterias produzcan el ácido que ataca a los dientes actuando como antibacteriano.

Si nos apetece algo dulce, mejor apostar por el chocolate negro

Si nos apetece algo dulce, mejor apostar por el chocolate negro

Otro alimento beneficioso para la salud bucodental es el queso curado, que ayuda a contrarrestar la acción de los ácidos producidos por los alimentos ricos en carbohidratos. Se aumenta el flujo de saliva, lo que favorece la limpieza natural de los dientes y los protege contra la desmineralización.

¿Y qué alimentos pueden dañar tu salud bucodental?

Refrescos carbonatados: desgastan el esmalte de los dientes (incluídos los “light”, por su alto contenido en fosfatos y fluoruros).

Dulces de consistencia dura: Los caramelos y otros postres (por ejemplo el turrón duro, como te explicábamos durante las fiestas) contienen azúcar, pero además su consistencia puede provocar la rotura de una pieza o erosión del esmalte.

Hielo: masticarlo puede dañar el esmalte y sensibilizar los dientes.

Cítricos: erosionan el esmalte y hacen que nuestra boca sea más propensa a padecer caries a largo plazo. Así como en el resto de los alimentos te insistimos en lavarte los dientes inmediatamente, en el caso de los cítricos es recomendable esperar una media hora antes de efectuar el cepillado para no perjudicarlos.

Café y té: consumirlos en exceso puede provocar sequedad bucal, además de antiestéticas manchas dentales.

Alimentos de textura pegajosa: permanecen en nuestra boca más tiempo del deseado pudiendo dar lugar a la aparición de caries. Si llevas ortodoncia deberás evitar particularmente las cosas pegajosas, ya que se te quedarán pegadas a los brackets dificultando su limpieza.

– Las patatas fritas y otros productos crujientes con almidón, ya que suele quedarse entre los dientes.

 

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.