El chicle sin azúcar, tu aliado en la salud bucodental

Hay múltiples estudios sobre los beneficios de masticar chicle sin azúcar para reducir el estrés, ayudar a concentrarse y reducir el apetito e, incluso combatir la demencia. Pero, sobre todo, ayudan a combatir el riesgo de caries, sobre todo en los niños ¿Cómo? Los chicles sin azúcar consumidos tras la comida ayudan a acelerar la limpieza de los alimentos, por lo que, sobre todo en esas ocasiones en las que no es posible realizar un cepillado dental (cuando vamos de viaje, comemos fuera de casa y se nos ha olvidado llevar cepillo y pasta de dientes) es buena opción recurrir a chicles sin azúcar. Es fundamental tener en cuenta que sólo favorecen la higiene bucodental los chicles sin azúcar, ya que los caramelos o los chicles convencionales tienen justo el efecto contrario: acidifican el pH bucal y por tanto incrementan el riesgo de caries.

Aunque nunca sustituyen al cepillado, los chicles que contienen xilitol o sorbitol (edulcorantes sustitutivos del azúcar) aumentan la salivación y neutralizan un pH bajo de la boca por la capacidad tamponadora de la saliva, lo que protege el esmalte dental. Además, mascar chicle ayuda a arrastrar mecánicamente los residuos de comida depositados en los dientes y la placa bacteriana. Esto permitirá tener una boca más limpia, más fresca y con mejor aliento.

Consulta a tu ortodoncista si puedes mascar chicle. Foto ortosaludable

Consulta a tu ortodoncista si puedes mascar chicle. Foto ortosaludable

Uno de los estudios que demuestran el efecto beneficiosos de los chicles sin azúcar fue el realizado en Europa a lo largo de dos años, en un grupo de niños de 3º a 5º de primaria propensos a  tener caries, que no hacían uso de agua fluorada, pero utilizaban diariamente una crema dental común con flúor. Los niños fueron distribuidos entre un grupo de control activo y un grupo de control negativo que no usaba goma de mascar sin azúcar. Los componentes del grupo de control activo masticaron todos los días y durante 20 minutos un chicle sin azúcar después de cada comida. Se hicieron exámenes al inicio del estudio (línea de base) y después del primer y segundo años con el objetivo de determinar el número de dientes restaurados, cariados o ausentes.

Después del primer año, los resultados mostraron que el grupo de niños que masticaban chicle con sorbitol tuvo un número de caries reducido en un 41,7% con relación al grupo de control de niños que no usaron el chicle con sorbitol.

Las lesiones de mancha blanca también fueron registradas en los dos grupos de control positivo y negativo y mostraron una reducción del 43,6% en relación al grupo de control después de un año. Después de dos años, se registraron, en relación al grupo de control negativo, una reducción en las caries del 33.1% y una reducción de las lesiones de mancha blanca del 38.7%.

Si llevas ortodoncia o padeces bruxismo es posible que los chicles sin azúcar no sean lo más indicado, ya que es fácil que se adhieran a estos elementos. Consulta siempre al especialista que te está haciendo el tratamiento y no olvides que masticar chicle sin azúcar es solo una solución de emergencia y nunca debe sustituir a un buen cepillado dental.

Fuentes: ortosaludable http://www.eufic.org/ http://www.colgatecentralamerica.com/

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.