El Doctor Pérez Varela habla de la evolución de los medios de diagnóstico en ortodoncia

La ortodoncia ha experimentado un gran auge en los últimos años, y como cualquier disciplina sanitaria tiene en las nuevas tecnologías un gran aliado. El Doctor Pérez Varela habló de ello en un artículo de opinión en el que explicaba cómo tener una imagen precisa del cráneo del paciente permite tener una perspectiva más completa de su situación para poder realizar un diagnóstico más certero y plantear las distintas opciones de tratamiento con la máxima fiabilidad para cada persona concreta.

innovaciones tecnologicas ortodoncia

El artículo en el que el Doctor Pérez Varela habla de la evolución de los medios diagnósticos en ortodoncia

Un correcto diagnóstico es un pre requisito para determinar la naturaleza de un problema ortodóntico y poder planificar el tratamiento para que los resultados sean óptimos y éste es uno de los aspectos en los que se han logrado notables avances en los últimos años.

En 1756, Pfaff desarrolló un método para la toma de impresiones orales con cera, a partir de las cuales fabricaba un modelo de yeso. Las impresiones dentales, que aún se siguen usando hoy, aunque con materiales mejorados, supusieron un gran avance en aquel momento, ya que suponían una réplica de los tejidos duros y blandos de la cavidad oral del paciente de manera tridimensional.

Posteriormente, en 1895, el descubrimiento accidental de los Rayos X por parte del profesor Wilhhelm Conrad ayudó decisivamente al diagnóstico de problemas complejos. Como no sabía lo que eran, sino únicamente que los generaban los rayos catódicos al chocar contra los materiales, este físico alemán los llamó “rayos incógnita”, o “rayos X” y usó la mano de su mujer para realizar la primera radiografía humana.

Este invento propició que en 1922 apareciesen los primeros análisis cefalométricos, lo que contribuyó a la catalogación de las anomalías e hizo que se estandarizara el uso de las radiografías.

Durante muchos años los ortodoncistas únicamente contaron con su propia experiencia y ojo clínico, con las radiografías que les permitían comprobar el estado de las raíces de los dientes y el hueso que las soporta, y con el uso de moldes. Sin embargo, hoy se cuenta con tecnologías de vanguardia que nos ofrecen más fiabilidad, imprescindible para resolver exitosamente los casos más complejos.

Por ello en la Clínica de Ortodoncia Pérez Varela de Santiago de Compostela y Ourense empleamos el Escáner Intraoral con el que se realiza el estudio inicial de cada caso. Su inmediatez y el realismo de la tecnología 3D hace más fácil explicar el diagnóstico y las distintas posibilidades de tratamiento a nuestros pacientes, y a ellos les permite comprender exactamente cuál es su situación y qué es lo que vamos a hacer a lo largo de todo el tratamiento.
Como ventaja añadida para el paciente, evita las pequeñas molestias e incomodidades propias de los modelos tradicionales de yeso, como los desagradables restos que quedaban antes en la boca al hacer los moldes.

Pero además, las clínicas ortodóncicas más punteras en el mundo cuentan también con un escáner craneofacial, que proporciona datos de imágenes anatómicas de gran definición permitiendo ver todas las estructuras del cráneo y del rostro, pero con una dosis de radiación para el paciente significativamente menor que con otras herramientas de radiografía maxilofacial convencionales.

A partir de una sola exploración se pueden crear todas las imágenes necesarias para diagnosticar, incluidas las imágenes cefalométricas, panorámicas y la articulación temporomandibular.
Las más modernas tecnologías nos permiten mejorar la atención al paciente y obtener los mejores resultados ayudándonos a lograr nuestro principal objetivo: emplear las últimas técnicas de nuestra especialidad, las más modernas tecnologías y la más alta especialización para obtener los mejores resultados posibles hoy en día.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.