El Doctor Pérez Varela habla en Doctorsandlabs de las mejoras estéticas que se pueden lograr con ortodoncia y cirugía ortognática

El portal Doctorsandlabs publica un artículo del Doctor Pérez Varela en el que habla sobre las mejoras de la estética que se pueden conseguir mediante la ortodoncia o un tratamiento combinado de cirugía ortognática y ortodoncia. Y es que, aunque mejorar la función y salud de la boca y obtener una sonrisa más bonita son los principales objetivos que se persiguen con un tratamiento de ortodoncia, si el paciente lo demanda porque no está satisfecho con su aspecto, también pueden lograrse algunas mejoras estéticas de la cara.

rejuvencer cara ortodoncia

El Doctor Pérez Varela explica en Doctors&Labs las mejoras estéticas que la ortodoncia y la cirugía ortognática pueden conseguir

Además, la ortodoncia no solo puede rejuvenecer la sonrisa, sino corregir algunos de los cambios que el paso del tiempo provoca en el rostro:

– El perfil se hace más estrecho y largo (las caras más rectas y largas con la edad)
– Orejas y nariz siguen creciendo
– La punta de la nariz va cayendo
– El labio superior va cayendo con la edad, con lo que cada vez se ven menos los dientes superiores. Con los años los dientes, además de desgastarse, tienden a apiñarse (especialmente los inferiores).

Un tratamiento ortodóncico en manos de un buen especialista puede lograr un cierto efecto antiaging corrigiendo algunos de esos efectos del paso del tiempo: levantar la punta de la nariz, ganar soporte malar, darle mayor proyección al labio y aumentar levemente el grado de exposición de la encía.

Pero los mayores cambios en la apariencia del rostro no se logran solo mediante ortodoncia porque en un paciente adulto no se puede adelantar el maxilar, sino con cirugía ortognática, que logra corregir muchos de los efectos de la edad en la cara. Según envejecemos la cara se va aplanando y perdemos proyección. Los rostros biprotusos (en los que sobresalen ambos maxilares) son los que más se ajustan a los cánones estéticos actuales porque dan un aspecto más juvenil (es frecuente que cuando somos pequeños nuestro rostro sobresalga más de nariz para abajo, pero esa biprotusión va desapareciendo con la edad).

La cirugía plástica trabaja sobre tejidos blandos, en cambio, la cirugía ortognática modifica la posición del hueso. Por ejemplo, una de las consecuencias sobre el rostro de adelantar el hueso maxilar es que se produce un adelantamiento del pómulo, pero también el tejido blando que lo acompaña, por lo que también se aumenta el labio, que es una de las partes del rostro que pierden volumen con el paso de los años.

 

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.