Dientes de vampiro o Yaeba ¿qué consecuencias tiene para la salud bucodental?

Aunque en España se ve menos que en otros lugares como EEUU y Japón, país donde arrasa, desde hace algún tiempo llegan a las consultas personas que piden lo que se conoce como Yaeba o “doble diente” para conseguir un aspecto vampiresco.
Al contrario de lo que os contábamos hace algunos días en este blog de la Clínica de Ortodoncia Pérez Varela sobre quienes encontraban sexy la separación de los dientes superiores delanteros, en Japón tienden a juntar la dentadura como si no cupiese en la boca porque al parecer consideran que les da un aire infantil que les resulta erótico.

Diente vampiro en Japón

Lejos de buscar una dentadura recta e impecable, algunos japoneses buscan deliberadamente el aspecto de doble diente

Para conseguirlo presionan los molares para que empujen a los caninos hacia adelante y adhieren capas de resina compuesta en los dientes.
También se afilan los colmillos para buscar esa semejanza con los de un vampiro. Los jóvenes atraídos por la estética vampírica se liman los caninos y, en algunos casos, también los incisivos. Incluso hay quienes van más allá del afilado y se ponen implantes, blancos o metálicos, con los que alargar los dientes y darles un aspecto más aterrador.
En Alemania esta tendencia ha llegado a tal punto que las compañías aseguradoras de este país germano han advertido que no van a asumir los gastos sanitarios derivados de las enfermedades o lesiones provocadas por estas prácticas. Y es que el “doble diente”, al igual que sucede con los diastemas intencionados, trae consecuencias para la salud bucodental.

Serie True Blood sobre vampiros

Son numerosas las series de televisión, películas, libros y cómics que fomentan el culto a la estética vampírica

El limado de las piezas daña seriamente el esmalte dental, favorece la caries y aumenta la probabilidad de fractura de los dientes. Por su parte, los alargamientos dentales artificiales dan lugar a alteraciones antinaturales de la masticación, pueden causar lesiones maxilofaciales, daños óseos en la mandíbula e incluso la pérdida de los dientes. Por ese motivo muchos profesionales se niegan a realizar este tipo de práctica, ya que van en contra de la salud del paciente.
Estos son los riesgos de los implantes dentales de colmillos de vampiro:
Lesiones en la boca y diversos tipos de traumatismos causados por la dificultades para masticar los alimentos. La boca humana no está diseñada para ostentar unos caninos prominentes y por tanto, sus funciones no están adaptadas a estos colmillos vampíricos. Por supuesto, esto también provoca lesiones por mordida accidental.
– Infecciones dentales debidas a las dificultades para realizar una buena higiene de estos colmillos (sin mencionar las malas condiciones en que suelen realizarse los implantes cuando no las realiza un profesional adecuado y se recurre a alguien sin la debida formación ni la clínica y material con las condiciones sanitarias debidas).
Trastornos en la masticación, lesiones en los maxilares, problemas óseos en las mandíbulas e incluso la pérdida de piezas dentarias. Estas dificultades para una buena mordida provocan otros problemas sobre la salud general como desviaciones de la columna y dolores musculares, entre otras cosas.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.