Curiosidades de la ortodoncia invisible y los alineadores transparentes

Tener una dentadura correctamente alineada y con una buena oclusión no sólo es una cuestión de estética.  La ortodoncia tiene un objetivo fundamental de mejora de la función.
Los tratamientos de ortodoncia buscan corregir las malposiciones de las piezas dentales, bien sea por mejorar la estética facial y bucal de la persona o para mejorar su calidad de vida influyendo positivamente en la masticación, en el habla…

alineadores transparentes

Para que un tratamiento ortodóncico con alineadores transparentes sea eficaz es necesario llevarlos puestos todo el tiempo

De un tiempo a esta parte aumentan las personas adultas que mejoran su sonrisa, pero quieren hacerlo con discreción. En ese sentido han ganado cada vez más terreno tanto la ortodoncia invisible (ortodoncia lingual, en la que los brackets van pegados por la cara interna de los dientes), como la ortodoncia mediante alineadores transparentes. Este tipo de ortodoncia consiste en emplear una serie de alineadores transparentes de quita y pon, que se cambian cada dos semanas. Los alineadores se fabrican específicamente para cada paciente mediante tecnología 3D (en la clínica de Ortodoncia Pérez Varela contamos con escáneres intraorales para poder hacerlo con la mayor precisión). Según se van cambiando los alineadores, los dientes se irán moviendo, poco a poco, semanas tras semana, hasta que estén alineados y en la posición final planificada por el ortodoncista.

Ventajas de la ortodoncia con alineadores transparentes:

Comodidad, al estar fabricados a medida, resulta muy cómodo. Pero, además, al no llevar metal el período de adaptación es más rápido y causan menos molestias durante el tratamiento.
-Son transparentes, por lo que son muy discretos, y a penas se notan incluso en las distancias más cortas.

-Removibles: no existen limitaciones alimentarias, porque los brackets se retiran para comer y cepillarse los dientes.

A modo de curiosidad, este sistema es algo menos reciente de lo que parece, porque ya  en el año 1945 el doctor H.D Kiesling, comprobó que se podían realizar movimientos dentales con aparatos removibles de plástico. En la década de los 90 comenzaron ya a comercializarse los alineadores dentales gracias a los avances en la tecnología de impresión 3D.

En un inicio, estos alineadores transparentes sólo solucionaban problemas básicos como serapación entre dientes o apiñamiento leves, pero este tratamiento ha ido evolucionando progresivamente, de forma que ya pueden resolverse otros problemas más complejos.

Si quieres corregir tu sonrisa y quieres hacerlo con discreción pídenos cita para diagnóstico y te recomendaremos las alternativas más eficaces para tu caso concreto.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.