Cuidar la salud bucodental ayuda a mantener controladas las complicaciones derivadas de la diabetes

Existe una relación bidireccional entre diabetes y enfermedad periodontal (un proceso inflamatorio de las encías que ocasiona daños en los tejidos de los dientes) que ha sido corroborada por numerosos estudios científicos.
La enfermedad periodontal puede perjudicar el control de glucemia de los diabéticos (contribuyendo así a la progresión de la diabetes), pero además la diabetes aumenta el riesgo de padecer enfermedades periodontales. Más concretamente, los pacientes con enfermedad periodontal tienen más probabilidad de sufrir diabetes tipo 2 (y sus complicaciones asociadas, como la enfermedad cardíaca, el derrame cerebral y la enfermedad renal) que aquellos que tienen las encías sanas.

Existe una relación bidireccional entre gingivitis y diabetes

Una buena salud bucodental ayuda a controlar las complicaciones de la diabetes

De las conclusiones del tercer seminario europeo Sunstar-Joslin Diabetes Center, la de la mano de Héctor Juan Rodríguez Casanovas, se pueden extraer consejos prácticos sobre la enfermedad gingival y la diabetes.
– Mantener una buena salud oral contribuye a disminuir el riesgo de padecer enfermedad periodontal. Una correcta limpieza bucal, usando correctamente el hilo dental y haciéndose revisiones periódicas ayuda a prevenirla.

– Si padeces diabetes y tus niveles de glucosa en sangre no están controlados serás más propenso a desarrollar una enfermedad gingival severa y a perder más dientes que los no diabéticos. Como todas las infecciones, la enfermedad gingival severa puede ser un factor en el aumento de los niveles de azúcar y puede dificultar más el control de la diabetes. Es por ello especialmente importante llevar un buen control del nivel de glucosa, que también nos ayudará a prevenir la sequedad de la boca provocada por esta dolencia.

– Mantén a tu odontólogo al tanto de cualquier cambio en tu enfermedad y de la medicación que tomes. En función de tus niveles de azúcar puede ser conveniente posponer algún tratamiento dental, y tu especialista ha de conocer todos los datos para poder tomar las decisiones correctas.

Vigila lo que comes, ya que afecta directamente a la cantidad de azúcar presente en la sangre. Los últimos estudios sobre esta enfermedad revelan que comer un poco de azúcar, por lo general, no provoca problemas en la mayoría de las personas que tienen diabetes, siempre y cuando sea en el marco de una dieta equilibrada. Bajo supervisión médica, simplemente hay que vigilar con la cantidad de azúcar que se ingiere y tratar de no agregar azúcar a los alimentos.
Fuente: Sociedad Española de Periodoncia (SEPA), Informe del Médico General sobre Salud Oral

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.