Cuidados posteriores al implante dental para evitar la infección

Recientemente ha salido en los medios de comunicación la noticia de que el cantante Antonio Carmona tuvo que ser hospitalizado en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) y recibir sedación debido a una septicemia (una infección generalizada) a raíz de un problema en un implante dental. Aunque son casos excepcionales los que derivan en tal gravedad, sí son por desgracia frecuentes las infecciones en implantes dentales. Según las estadísticas, cerca de una quinta parte de estos procedimientos acaba derivando en una mucositis y la periimplantitis, que puede suponer la pérdida del hueso, lo que es extremadamente problemático. Por ello es necesario ponerse en mano de especialistas con una dilatada experiencia en implantología dental, como los profesionales del equipo de las Clínicas de Ortodoncia Pérez Varela de Santiago de Compostela y Ourense que siempre utilicen materiales de la más alta calidad, ya que hay que tener en cuenta que esos implantes van a integrarse en el propio hueso, por ello no se debe de correr ningún riesgo, ya que de producirse un problema se puede llegar a la pérdida ósea.
Son muchos los que piensan que los implantes, al ser “artificiales” no necesitan cuidados como los dientes, y nada más lejos de la realidad. Si no cuidamos los implantes puede producirse una inflamación con síntomas como mal aliento o sangrado en los casos más leves.
Además, en los fumadores se da un mayor porcentaje de fracaso en los implantes de técnica de injerto de huesos, ya que el tabaco repercute negativamente.
Debido a los riesgos que conlleva la infección de un implante dental, es fundamental prevenir el proceso inflamatorio.

implantes santiago orense

Los implantes son una buena solución si se ha perdido o hay que extraer una pieza dental, pero es importante extremar las precauciones para evitar complicaciones

Los días siguientes a la colocación de un implante, hay que seguir unas estrictas reglas para evitar estos problemas:
Aplicar frío: es normal que se produzca una inflamación durante 48-72 horas posteriores a la intervención, por lo que se recomienda aplicar de inmediato frío (mediante una compresa fría haciendo ligeras presiones en la zona en la que se haya hecho el implante) y repetirlo durante las primeras horas posteriores al procedimiento.
• Es aconsejable esperar un mínimo de 2 horas antes de comer o beber. Durante el resto del día es conveniente seguir una dieta blanda y con alimentos y bebidas frías.
• El mismo día de la cirugía hay que evitar el cepillado. A partir del día siguiente, se puede empezar a cepillar los dientes suavemente, evitando la zona de la boca en la que se ha colocado el implante con un cepillo post-quirúrgico específico y un enjuague oral especial, no con pasta de dientes la semana siguiente a la intervención.
Evitar el ejercicio físico durante la primera semana tras la colocación del implante para prevenir complicaciones.
No fumar como mínimo durante una semana después de la intervención, ya que el humo del tabaco irrita los tejidos, retrasa la cicatrización y aumenta el riesgo de infección.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.