Cuidados durante el embarazo de tu salud dental

El embarazo es un periodo de grandes cambios hormonales. Estas variaciones pueden afectar a muchos procesos en tu cuerpo y también a tu salud dental, pero no hay que preocuparse: un embarazo con buena salud oral es posible, sólo hay que seguir una serie de recomendaciones:
– Durante el embarazo es más complicado tratar problemas dentales, por lo que si se está pensando en tener un hijo sería conveniente visitar al odontólogo antes por si es necesario someterse a un tratamiento, ya que es preferible hacerlo previamente.
Pero no te preocupes, no hay que posponer el tratamiento dental si estás embarazada y tienes dolor o infección.
– Una alimentación rica en minerales como el calcio y vitaminas (especialmente C y B) será fundamental para mantener dientes y encías en buen estado. Por el contrario, el exceso de harinas, almidones y azúcares favorecerá la formación de caries, placa bacteriana y sarro.
Extremar la higiene dental, con un correcto cepillado después de cada comida, ayudará a controlar la gingivitis y la caries. Usa un cepillo suave y pequeño para evitar las nauseas, así como pasta dentífrica fluorada.
-La gingivitis se da entre el 60 y el 75% de las embarazadas, sobre todo entre el tercer y octavo mes de embarazo, y suele desaparecer después del parto. Se debe a un acumulo de placa bacteriana pero los cambios vasculares y hormonales que acompañan al embarazo pueden incrementar la respuesta inflamatoria a estos irritantes locales. Se caracteriza por una encía enrojecida, inflamada y sangrante.
La movilidad dentaria generalizada está asociada al grado de enfermedad gingival, así como a los cambios minerales en la lámina dura. Sin embargo la mayoría de los estudios desmienten el mito que asocia embarazo a pérdida de dientes, ya que normalmente no se produce una pérdida de inserción durante el embarazo. En contra de las creencias populares, el bebé no toma el calcio de los dientes de su madre. Cuando el bebé necesita calcio, lo absorbe a través del alimento o de los huesos de ella, pero nunca de sus dientes. Olvidémonos del dicho “cada hijo me costó un diente”.
-Las náuseas y vómitos son muy comunes durante el embarazo, sobre todo en el primer trimestre. Los cambios en la composición de la saliva durante el final del embarazo y la lactancia pueden predisponer temporalmente a la erosión y a la caries dental.
En caso de nauseas y vómitos frecuentes:
• Toma pequeñas cantidades de frutas, vegetales, yogur o queso a lo largo del día
• Usa colutorio fluorado diario
• Enjuágate con agua después de cada vómito.

precauciones embarazo

Existen muchos mitos en relación al embarazo y la salud dental. Consulta tus dudas a un especialista.

– No hay estudios que demuestren un incremento de la incidencia de caries durante el embarazo o en el periodo postparto inmediato. Sin embargo, sí se ha probado que la madre es la mayor transmisora de caries, por lo que el control de las enfermedades orales en la madre durante la gestación reduce la transmisión de bacterias orales desde la madre hacía el recién nacido. Otro mito a desterrar: la leche materna por sí sola no favorece la aparición de caries. Una mala higiene oral es la responsable de la caries de la infancia.
Lo ideal es comenzar el embarazo con una boca sana, sin caries, gingivitis, periodontitis o cálculos y mantener unos buenos hábitos de higiene bucodental.
En cuanto se sepa que se está embarazada conviene comunicárselo a nuestro especialista, entre otras cosas para que pueda tener las precauciones debidas por ejemplo de protección radiológica.
Cuando la embarazada se encuentra tumbada boca arriba, el útero en el tercer trimestre de embarazo puede comprimir la vena cava inferior originando el síndrome hipotensivo en decúbito supino. Un simple cojín colocado en una de las caderas, al desplazar al útero, previene el síndrome hipotensivo postural, por eso el especialista ha de saber si estás embarazada. También hay más riesgo de aspiración gástrica por la reducción del tono muscular gastroesofágico. La posición semisentada de la paciente reduce este riesgo.

Si tienes dudas respecto a tu salud dental y el embarazo consúltanos en cualquiera de nuestras Clínicas de Ourense o Santiago de Compostela.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.