¿Cuánto dura un tratamiento de ortodoncia?

Una de las preguntas más habituales que nos planteáis cuando venís a consulta en cualquiera de nuestras Clínicas de Ortodoncia Pérez Varela de Santiago de Compostela y Ourense es la duración de los tratamientos.
Con la ortodoncia sucede igual que con cualquier otra disciplina médica, del mismo modo que el médico no puede garantizar la curación definitiva de una enfermedad, un ortodoncista no puede asegurarte la duración de un tratamiento, porque depende de la anomalía que presente cada paciente , los factores hereditarios y de cómo reaccionen los dientes y huesos al tratamiento, ya que los tratamientos son individualizados. En general podemos decir que la media de duración de los tratamientos cuando el problema es de carácter leve es de 12 meses aproximadamente, los que incluyen extracciones de 18 a 24 meses, y en casos extremos puede durar de tres a cuatro años. Aunque hay casos complejos que pueden durar años (sobre todo si es necesaria la cirugía ortognática) lo más habitual es que el tratamiento de ortodoncia dure entre 12 y 24 meses. Lo que también es verdad es que a día de hoy los tratamientos de ortodoncia, en manos de un buen especialista, son más rápidos que hace unos años gracias a las nuevas técnicas y materiales modernos como los microtornillos, los brackets de autoligado, etc.

tiempo tratamiento ortodoncia

Es necesario que el tiempo haga su trabajo para conseguir una sonrisa más bonita y más saludable

Pero hay otro factor que ya hemos comentado en varias ocasiones en este blog fundamental para el éxito del tratamiento, que es la colaboración del paciente. El tratamiento de ortodoncia tiene como objetivo conseguir una dentadura eficiente (para la mordida y la fonación) sana y armónica, por eso quien lleva una ortodoncia es el primer interesado en alcanzar los objetivos y cuanto antes, mejor. Es por eso que es primordial que el paciente coopere, tanto con la con la higiene como con la colocación de elásticos y las indicaciones del ortodoncista.
Además, hay que tener en cuenta que los dientes recién movidos tienden de forma natural a regresar a su mal posición original. Por eso una vez finalizado el tratamiento llamado tratamiento activo se retiran los aparatos correctores y comienza lo que llamamos “retención”, es decir, que los aparatos del tratamiento se sustituyen por unos retenedores (fijos o removibles), que son muy cómodos y sencillos que han de llevarse todo el tiempo que el ortodoncista determine para garantizar que los resultados se mantengan en el tiempo.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.