¿Cúando iniciar un tratamiento de ortodoncia?

Según los estudios, la mayoría de los que deciden hacerse una ortodoncia acuden a la consulta del especialista empujados por un anhelo estético. Desean tener los dientes bien colocados y una sonrisa más atractiva. Sin embargo, y aunque a veces los pacientes no sean conscientes, realizarse un tratamiento de ortodoncia cuando existe un problema de alineamiento dental es fundamental para la salud, ya que las piezas apiñadas y mal colocadas provocan que la mordida se haga mal, por lo que los dientes sufren más y acumulan más placa y sarro y, lo que a medio plazo puede devenir en enfermedades periodentales.
¿Cúal es el proceso de un tratamiento de ortodoncia?
Cuando el paciente acude al ortodoncista, el profesional debe realizar un Estudio Inicial de la boca del paciente. En el caso de las Clínicas de Ortodoncia Pérez Varela de Ourense y Santiago de Compostela se hace un estudio fotográfico intraoral (dentro de la boca) y extraoral (por fuera, para estudiar la estética facial, la sonrisa, si se ve mucho la encía…), moldes en escayola y la valoración por parte del especialista.
Después, y en función de las necesidades ortodóncicas, hábitos de vida y situación del paciente se determina el tipo de aparato que se va a colocar. Por ejemplo, en el caso de personas que no quieren que los demás sepan que se está sometiendo a un tratamiento, se les recomienda ortodoncia invisible. Para algunos será más aconsejables las férulas transparentes Invisaling, y los que realmente quieren que sea totalmente imperceptible se les recomendará la ortodoncia lingual INCOGNITO (brackets que van colocados en la cara interna de los dientes, por lo que no se aprecian al hablar, sonreír o comer).
Lo primero es saber si se trata de un tratamiento interceptivo o correctivo. Los primeros tratan de evitar alteraciones mayores (corrigiendo alteraciones incipientes), mientras que los segundos alcanzan resultados definitivos.
– Los tratamientos interceptivos suelen hacerse durante la dentición temporal o mixta (cuando los niños aún no tienen los dientes definitivos). El tratamiento interceptivo no descarta la necesidad de una corrección posterior.

La edad más aconsejable para iniciar un tratamiento correctivo de ortodoncia es a los 10-12 años

La edad más aconsejable para iniciar un tratamiento correctivo de ortodoncia es a los 10-12 años

Habitualmente se usa para corregir hábitos anormales que pueden interferir en el patrón de crecimiento de la cara y maxilares, lo que generaría luego problemas. Por ejemplo, algunas maloclusiones cuyo origen está en hábitos como el chuparse el pulgar a edades tardías pueden corregirse por sí solas cuando el niño deja de hacerlo, sin embargo, en muchos casos se producen maloclusiones que requieren tratamiento ortodóncico.

– Cuando el tratamiento interceptivo no se ha realizado, o bien no ha resultado suficiente (debido a las características de la maloclusión) es necesario llevar a cabo un tratamiento correctivo, ya sea con aparatos funcionales o removibles.
Lo más recomendable, por las pautas de crecimiento de los niños, es iniciar estos tratamientos alrededor de los 10 ó 12 años. Suelen durar entre año y medio y tres años, dependiendo de las patologías y de la colaboración del paciente, y suelen concluirse cuando la dentición permanente se ha completado, a excepción de los molares del juicio.
Eso no quiere decir que no puedan hacerse en adultos, muy al contrario, pero dependiendo de la edad los tratamientos de ortodoncia tendrán objetivos y resultados diferentes.
Aunque se insiste en la importancia del tratamiento precoz o adolescente, cada vez se tratan con éxito más irregularidades de adultos.
Cuando se inicia un tratamiento de ortodoncia hay que ser consciente de que cada caso es un caso diferente y cada paciente único. Por eso cada tratamiento ha de ser individualizado.
En algunos casos puede ser necesario combinar la ortodoncia con la cirugía. El ortodoncista recomendará al paciente a un cirujano bucal o maxilofacial con el que, conjuntamente, elaborará el plan de tratamiento que proceda.
Fuente SEDO

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.