Cosas que estás haciendo mal y perjudican tu salud bucodental

Quizás te cepillas los dientes a diario y acudas una vez al año al dentista, pero aún así tu salud oral no es buena ¿Te preguntas el motivo?
Lo cierto es que la herencia genética es muy importante, por lo que pueden existir personas que a penas cuiden su boca y aún así no tengan apenas caries, infecciones ni dolencias orales, y en cambio otras que se cuidan más y padecen problemas.
Pero también es verdad que hay falsas creencias tan extendidas que la mayoría piensa que son ciertas.

– Con cepillarse los dientes una vez al día es suficiente: Falso.
Es necesario limpiarse la boca cada vez que se ingiere alimentos o bebida, generalmente 3 veces al día y haciendo hincapié antes de dormir.
Pero es imprescindible hacerlo de manera correcta durante 2 minutos. Un consejo es dividir la boca en cuatro zonas o sectores y lavar cada uno de ellos desde la encía hacia el diente (no al revés) durante 30 segundos.
No solo hay que cepillar los dientes: la lengua debe cepillarse de dentro hacia afuera.

salud bucodental

Tu dentista u ortodoncista pueden aclarar cualquier duda sobre hábitos de salud oral

– Es normal que las encías sangren un poco con el cepillado: Falso.
El sangrado suele ser síntoma de gingivitis, y ésta puede derivar en periodontitis, por lo que es necesario atajarla cuanto antes.

– La pasta de dientes más efectiva es la que más pica: Falso
Una pasta con la adecuada concentración de flúor y agentes antiplaca no tiene que ser irritante, y el uso de agentes excesivamente fuertes puede dañar las mucosas.

– Las muelas del juicio es preferible quitarlas porque no sirven para nada: Falso
Si las muelas del juicio no dan síntomas ni problemas no hay que extraerlas.

– Las limpiezas dentales son agresivas para el esmalte: Falso
Las limpiezas profesionales son un gran aliado para mantener la salud bucodental, y realizándolas con una técnica adecuada no dañan el esmalte.

– Si mascas chicle después de comer ya no hace falta cepillarse: Falso
Aunque es verdad que cuando no se tiene a mano el cepillo y no hay posibilidad de limpiarse los dientes adecuadamente, los chicles sin azúcar estimulan la producción de saliva (que es un protector natural) contribuyendo a aumentar el pH de la boca y así ayudan a reducir el riesgo de caries.

– Los dientes de leche no tienen caries, con lo que no pasa nada porque los niños coman chuches y no se laven los dientes: Falso
Las piezas dentales temporales pueden tener caries y progresan más rápido que en los dientes permanentes.

– La halitosis o mal aliento se debe a problemas gastrointestinales: Falso
Aproximadamente un 80% de los problemas de mal sabor de boca o mal olor están directamente relacionados con la cavidad oral, por ejemplo, con problemas de encías o falta de cepillado lingual.
Cuando la comida se queda atrapada entre los dientes, en las encías y en la lengua, puede provocar un olor desagradable al descomponerse y, además, contribuir a incrementar las bacterias en la boca. Estas bacterias pueden provocar problemas en las encías y dientes que, a su vez, provocan mal aliento.

Otra posible causa del mal aliento puede ser xerostomía o boca seca. Al producirse menos saliva, la boca no puede eliminar los restos de partículas dejadas por los alimentos.

El consumo de café, alcohol, tabaco, cebolla, ajo u otros alimentos también pueden crear halitosis.

También puede suceder que el mal aliento sea el síntoma de ciertas enfermedades del estómago, de los bronquios, del riñón o del hígado.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.