El consumo diario de refrescos ‘light’ triplica el riesgo de alzhéimer o ictus

Cada vez son más numerosas las evidencias de que el exceso de azúcar es muy perjudicial para la salud. Por eso las compañías publicitan las bebidas ‘light’ como una alternativa saludable a los refrescos convencionales. Sin embargo, los estudios confirman que todas estas bebidas, tanto las que tienen azúcar como las edulcoradas artificialmente, se asocian a factores de riesgo cardiometabólicos, lo que incrementa la probabilidad de sufrir demencia y patologías cerebrovasculares.
La Organización Mundial de la Salud (OMS) publicó unas recomendaciones para disminuir la ingesta de refrescos, ya que el consumo de bebidas azucaradas (incluyendo los zumos y batidos) tiene un peso muy importante en las causas de la actual pandemia de obesidad (y de enfermedades asociadas como las cardiovasculares o la diabetes). Un estudio realizado en la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston (EE.UU.) reveló que los que consumen frecuentemente bebidas azucaradas tienen una peor memoria, un menor volumen cerebral total e hipocampos (el área cerebral implicada en la memoria) más pequeños. Es decir, que el consumo de este tipo de bebidas azucaradas no solo afecta al peso o aumenta el riesgo cardiovascular, sino que afecta al cerebro.

bebidas edulcoradas artificialmente

Las bebidas edulcoradas artificialmente no son una alternativa tan saludable como la venden

La investigación se publicó simultáneamente en las revistas «Alzheimer’s & Dementia» y «Stroke» y alertaba de que las personas que beben a diario refrescos dietéticos (conocidos como ‘light’ o incluso los ‘zero’) tienen tres veces más riesgo de desarrollar Alzheimer o sufrir un ictus que los que toman como máximo una de estas bebidas a la semana.
El director de la investigación, Matthew Pase, aclaró que los resultados muestran “una asociación entre una ingesta elevada de bebidas azucaradas y una atrofia cerebral, incluido un menor volumen del cerebro y una peor memoria. Y asimismo, también hemos visto que la gente que bebe refrescos dietéticos a diario tiene un riesgo casi tres veces mayor de padecer demencia o ictus. Más concretamente, de sufrir un ictus isquémico, en el que los vasos sanguíneos cerebrales se ven obstruidos, y la enfermedad de Alzheimer, la forma más común de demencia”.
Estas nuevas evidencias demuestran una vez más que las bebidas azucaradas no son buenas para la salud del cerebro y que las bebidas edulcoradas (las ‘light’) no son una opción más saludable, a pesar de la publicidad que así lo da a entender. Siempre es mejor mantenerse hidratados con agua.
Rachel K. Johnson, ex presidenta del Comité de Nutrición de la Asociación Americana del Corazón (AHA) advirtió en la revista «Stroke» que “las bebidas artificialmente edulcoradas hay que tomarlas con precaución. Aunque pueden jugar un papel en el caso de las personas con diabetes o que tratar de perder peso, debemos alentar a la población a que beba agua, leche semidesnatada o desnatada u otras bebidas sin edulcorantes añadidos”.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.