Consejos para prevenir la erosión dental

Mientras la incidencia de la caries va disminuyendo lentamente, la erosión dental, por el contrario, aumenta.

La erosión dental se produce cuando el esmalte se desgasta o se “adelgaza” por la acción de ácidos destruyendo los tejidos del diente y provocando dolor y sensibilidad.

Puede ser una erosión intrínseca (causada por ácido gástrico o regurgitación) o extrínseca (cuando los ácidos tienen que ver con el consumo de alimentos o bebidas con PH alto: bebidas ácidas, carbonatadas, ingesta de azúcar, etc, que contribuyen a hacer el medio oral muy ácido, o agentes externos como el cloro de las piscinas).

La erosión dental puede ocasionar decoloración, sensibilidad e incluso pérdida de los dientes. En su estado más grave los dientes adquieren un color más amarillento de lo normal, ya que la pérdida de la primera capa (esmalte) deja expuesta la de la dentina, que es de ese color.

El problema de la erosión dental es que el esmalte o tejido deteriorado nunca se recupera y, por lo tanto, lo único que se puede hacer es intentar prevenirlo eliminando o reduciendo el consumo de vino, café, té, frutas ácidas (y sus zumos), bebidas gaseosas carbonatadas, energizantes, isotónicas…

Pero, además, y tal y como os hemos contado en este blog de las Clínicas de Ortodoncia Pérez Varela de Ourense y Santiago de Compostela, no solo influye el tipo de alimentos y bebidas que se consumen, sino también la forma de hacerlo y el momento en el que se ingieren. Una investigación reciente del King’s College London publicado en el British Dental Journal puso de manifiesto que el mayor riesgo se produce cuando los alimentos y bebidas ácidos se ingieren entre comidas. Es decir, que el riesgo es menor cuando esas bebidas se consumen con las comidas.

También se concluyó que, al agregar aromatizantes de frutas, o frutas se incrementa sustancialmente el potencial erosivo de la bebida, poniéndola al mismo nivel que las bebidas azucaradas. Descubrieron que la soda sin azúcar es tan erosiva como la soda endulzada con azúcar, y que las bebidas calientes son más erosivas que las bebidas frías.

erosion dental

Si la bebida ácida está caliente tiene más riesgo de erosionar el esmalte

Por otra parte, el estudio también reveló que enjuagar, sorber, agitar, o aguantar en la boca estas bebidas gaseosas aumenta el riesgo de erosión (por un contacto más intenso y duradero con las superficies dentales).

 

Consejos para evitar la erosión dental:

-Consume alimentos con alto contenido de fibra y bajos en azúcares.

Evita alimentos y bebidas como el té, el vino, café, la cerveza, bebidas gaseosas, energizantes, isotónicas, frutas y zumos cítricos. En caso de consumirlos, mejor fríos y acompañando la comida, no ingiriéndolos entre horas.

– Mantén una correcta higiene oral y visita regularmente al dentista.

– Enjuágate la boca con agua o bebe leche tras consumir bebidas o alimentos ácidos, y espera 30 minutos para cepillarte los dientes.

– Usa pasta dental o enjuagues con flúor, que aumentan la resistencia del diente frente al ácido.

 

 

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.