¿Cómo puede la ortodoncia mejorar tu salud?

Los estudios estiman que solo cuatro de cada diez niños y adolescentes españoles que tienen entre 12 y 15 años tienen una oclusión adecuada (cuando los dientes superiores e inferiores encajan correctamente). Además, dos de cada diez padecen una maloclusión severa que les puede provocar algunos trastornos, como el Síndrome de la ATM. La articulación temporomandibular es la que une la mandíbula y el cráneo, y se mueve al masticar, pero también cada vez que hablamos o tragamos, por lo que es una de las articulaciones del cuerpo que más trabajo realiza. Cuando las articulaciones están sometidas a una presión excesiva por una mala alineación o por mal funcionamiento de los dientes, los músculos y mandíbula, se produce esta disfunción que puede provocar desde  dolor de espalda a mareos, vértigo, hormigueo en los brazos, dolor en diversas zonas de la cabeza (sienes, frente, ojos, cuello, nuca…), zumbidos en los oídos, o, incluso, destellos en la vista.

Y es que, como os hemos explicado en este blog de las Clínicas de Ortodoncia Pérez Varela de Ourense y Santiago de Compostela, la salud bucodental está íntimamente relacionada con la salud de las personas. Y la ortodoncia contribuye en gran manera a mantener saludables nuestros dientes y encías.

Si bien la mayoría de los pacientes que recurren a la ortodoncia lo hacen por razones estéticas, una buena alineación y una mordida simétrica aportan importantes beneficios para la salud y el bienestar general. La ausencia de problemas bucodentales y del dolor asociado que estos conllevan, mejora el bienestar general.

Además, cuando se mejora la estética de la sonrisa normalmente también mejora la autoestima.

ortodoncista ourense

Hay diversas patologías que pueden estar provocadas por una incorrecta posición de los dientes y que es factible mejorar a través de la ortodoncia

¿Cómo contribuye la ortodoncia a la salud?

El objetivo principal de todo tratamiento de ortodoncia no es solo alinear dientes, sino también tratar aquellas irregularidades en el crecimiento de los huesos del maxilar y la mandíbula, favoreciendo que las piezas dentales encajen bien entre ellas. Cuando las piezas no encajan bien, la masticación no es eficiente. En cambio, al mejorar la masticación mediante tratamiento ortodóncico, los alimentos llegan al estómago mejor triturados y la digestión es más fácil. Esto implica menor riesgo de problemas estomacales y de acidez.

Unos dientes bien alineados favorecen el cepillado eficaz, evitando que las bacterias se escondan en los lugares de difícil acceso de la boca y se forme placa. Así, se reduce el riesgo de caries, de infecciones y enfermedades periodentales (problemas de las encías) que distintos estudios científicos relacionan directamente con numerosos problemas cardiológicos, digestivos y respiratorios.

Por eso, y aunque mediante ortodoncia logramos sonrisas más bonitas, la ortodoncia es ante todo salud, y redunda en mayor bienestar para el paciente.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.