¿Cómo puede ayudarte la ortodoncia si padeces bruxismo?

Si por la noche sientes que aprietas la boca, te despiertas con molestias o te cuentan que te rechinan los dientes al dormir es muy posible que padezcas bruxismo. Además de afectar a tu calidad de vida puede llegar incluso a perjudicar la estructura de tu boca y maxilares.
Cuando además de estos síntomas el examen clínico revela desgaste dental, hipertrofia de los músculos de masticación, fracturas dentales o retracción en las encías el bruxismo se considera probable. Como el diagnóstico definitivo implica realizar una polisomnografía en la unidad del sueño, en la práctica se trabaja ya cuando los síntomas revelan un bruxismo posible o probable.

consejos para aliviar el bruxismo

Rechinar los dientes mientras duermes es uno de los síntomas del bruxismo

Pero esto no se produce únicamente al dormir, también se da lo que se denomina bruxismo diurno cuando se aprietan los dientes en exceso durante el día.
Los síntomas más habituales son rechinamiento de dientes que puede provocar ruido, cansancio debido a la mala calidad del sueño, dolor en los músculos masticatorios, cervicales y de cabeza, hipersensibilidad y dolor dental y en la articulación temporomandibular (ATM). Incluso puede caerse algún fragmento de los dientes.
Aunque actualmente no existen estudios científicos que demuestren la relación entre los problemas de oclusión y el bruxismo, se cree que pueden estar vinculados.
El estrés o problemas dentales pueden ser la causa del bruxismo. Cuando el origen está en problemas bucodentales puede ser necesario corregir la alineación dental, por lo que conviene que te revise un especialista en ortodoncia. Si existen problemas de maloclusión, la mordida no es correcta y se produce un desgaste excesivo de los dientes o tensiones mandibulares un especialista en ortodoncia te dirá qué tipo de tratamiento te conviene más.
Consúltanos si crees que puede ser tu caso en cualquiera de nuestras clínicas ortodóncicas de Santiago de Compostela u Ourense.
Consejos para aliviar los síntomas del bruxismo:
– Reducir el estrés tratando de llevar una vida más relajada.
– Masajear los músculos faciales y del cuello.
– Aplicar calor húmedo en la zona dolorida.
– Evitar comer alimentos muy duros.
– Pídele a tu especialista que te indique cómo descansar lengua, dientes y labios de manera adecuada para que las piezas inferiores y superiores se mantengan ligeramente separados sin que la boca se abra.
Como siempre insistimos, si crees que puedes padecer estos síntomas consulta a un especialista para que pueda evaluar tu caso y, de ser necesario, indicar el tratamiento más adecuado para ti.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.