Cómo la obesidad puede llevarte a la pérdida de dientes

La caries, el mal aliento, la inflamación de las encías e incluso la pérdida de dientes son algunas de las consecuencias que la obesidad puede tener sobre la salud de nuestros dientes y encías.
Una mala alimentación conlleva una falta de los nutrientes necesarios para que nuestra boca combata con éxito una infección.

Obesidad periodontitis

Un peso saludable te ayuda a tener una mejor salud bucodental

Los estudios han demostrado que la enfermedad periodontal es hasta un 76% más frecuente entre las personas obesas. Como ya hemos recordado en varios post de este blog de la Clínica de Ortodoncia Pérez Varela, la periodontitis es una patología inflamatoria crónica que afecta a las encías y a los ligamentos que sustentan los dientes, por lo que puede originar una pérdida de piezas dentales. Es decir, la periodontitis provoca que el tejido que soporta las piezas dentarias se destruya y cause recesión gingival, gingivitis, sangramiento al sondaje, pérdida de hueso alveolar o piezas dentarias. En estados muy graves de la enfermedad periodontal puede producirse además pérdida del colágeno gingival y degradación del ligamento periodontal.
Por otra parte, los estudios han evidenciado que las personas con índices de masa corporal elevada producen un nivel más alto de proteínas inflamatorias, lo que puede ser determinante en la resistencia insulínica. La obesidad influye en el sistema inmune de una manera que predispone a la destrucción del tejido y conlleva a un mayor riesgo de enfermedad periodontal. Este estado de grave sobrepeso puede aumentar la susceptibilidad del huésped a la enfermedad periodontal.
Entre los numerosos estudios que han analizado la relación entre obesidad y enfermedad periodontal destaca otra importante conclusión: los pacientes obesos presentan una menor efectividad del tratamiento periodontal. Es decir, que el sobrepeso puede reducir la eficacia de los tratamientos periodontales o de las encías.
Esto es especialmente importante debido al aumento de la obesidad en la población, ya que un reciente informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha situado a España entre los países europeos que, de cara a 2030, sufrirá un incremento de los problemas de obesidad y sobrepeso, advirtiendo que nuestro país se enfrentará a una crisis de obesidad tanto en hombres como en mujeres. Muchos miembros de la comunidad sanitaria consideran ya la obesidad como una enfermedad crónica, lo que sí han demostrado las investigaciones es que incrementa el riesgo de hipertensión, diabetes tipo dos, artritis, enfermedad cardiovascular, problemas respiratorios, apnea del sueño, accidentes cerebrovasculares y cánceres de endometrio, seno, próstata y colon, por lo que hay muchos motivos por los que debemos tratar de mantener una dieta equilibrada y hacer ejercicio regular para mantener un peso correcto y saludable.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.