Cómo cuidar tu boca también en Navidad (II)

Hace unos días os avanzábamos en este blog de las Clínicas de Ortodoncia Pérez Varela de Santiago de Compostela y Ourense algunas claves para disfrutar de las celebraciones navideñas evitando perjudicar vuestra salud bucodental. También queremos llamar la atención sobre la importancia de escoger bien las bebidas que vamos a consumir en estos días y, por supuesto, sobre la limpieza de nuestra boca.
– Modera la ingesta de zumos y bebidas gaseosas. En las comidas y cenas navideñas es habitual que los niños sustituyan el agua por zumos o bebidas carbonatadas que, además de contener azúcar tienen ácidos que pueden desgastar el esmalte dental. Este desgaste provoca una mayor sensibilidad y que los dientes puedan ser más fácilmente atacados por las bacterias y provocar caries. Para proteger la dentadura infantil es conveniente que los pequeños beban leche y agua.
– Limita el alcohol y bebidas carbonatadas, que entre otras cosas son perjudiciales para la salud dental. En la medida de lo posible sería aconsejable optar por bebidas sin azúcar y champán sin alcohol. Si consumes alcohol es preferible decantarse por el vino tinto, ya que el blanco y el champán, son más agresivos para el esmalte y para el cemento de la raíz dental.

alcohol y bebidas carbonatadas boca

Es conveniente intentar minimizar el consumo de alcohol y las bebidas carbonatadas para no dañar nuestros dientes

-Lleva el cepillo si tienes celebraciones fuera de casa, para no dejar de limpiar tu boca tres veces al día. En caso de que no sea posible mastica chicle sin azúcar después de las comidas, ya que favorece la producción de saliva y neutraliza la acidez de los alimentos.
En concreto para los niños la navidad supone unas largas vacaciones, lo que modifica sus rutinas y puede afectar a sus hábitos de higiene dental, por lo que los adultos deben hacer especial hincapié en que no se olviden de cepillarse los dientes tres veces al día.
-Acude al dentista a hacer una revisión completa al terminar las fiestas para descartar cualquier patología y, en caso de que la haya tratarla precozmente. Si llevas ortodoncia, el especialista que te trata debería revisar que esté en perfecto estado después de estos excesos navideños y de vérselas con el turrón duro.
– ¡Sonríe! La sonrisa tiene numerosos beneficios sobre nuestro estado emocional, sobre nuestra salud y sobre la imagen que proyectamos a los demás, pero, sobre todo, es contagiosa y el elemento más importante para que estas fechas sean una fiesta.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.