¿Cómo afecta el embarazo a la salud dental?

El embarazo es una etapa de muchos cambios. Las diferentes fases por las que pasa el cuerpo durante los nueve meses de gestación provocan variaciones hormonales que afectan también a la salud de los dientes y encías. Durante ésta etapa los desajustes de hormonas causan cambios de PH ( se vuelve ácido ) en la boca haciendo a los dientes más vulnerables a la placa bacteriana.

Los cambios hormonales y las náuseas matutinas del embarazo pueden afectar a la salud dental

Los cambios hormonales y las náuseas matutinas del embarazo pueden afectar a la salud dental

De hecho, y según los expertos, hasta un 70 por ciento de las embarazadas padece alguna forma de enfermedad gingival debida a la fluctuación de los niveles hormonales, que pueden hacer que las encías manifiesten mayor sensibilidad a la nociva placa dental. El riesgo de padecer gingivitis es más alto, por lo que hay que intentar prevenirla con el cepillo de dientes y pasta fluorada (mejor si son de acción prolongada, ya que se adhieren a los dientes y siguen actuando después del cepillado).

La gingivitis no es lo único a lo que deben prestar atención las  futuras mamás  ya que durante la gestación también aumenta el riesgo de desarrollar caries, debido en gran parte a los ácidos producidos por los vómitos propios de los primeros meses, y al mayor consumo de productos con alto contenido en azúcares que a veces conllevan los típicos ‘antojos’.

Notar las encías sensibles, hinchadas o enrojecidas, sangrar al cepillarse los dientes, el mal aliento o el mal sabor de boca, son algunos de los síntomas que pueden producirse. Si esto sucede es aconsejable acudir al especialista.

Noticias Relacionadas: