Claudia Veloso tiene ya su Sonrisa Pérez Varela

Nos encanta ver la sonrisa de Claudia Veloso, que ha finalizado su tratamiento de ortodoncia.

Cuando nuestros ortodoncistas consideran que ha finalizado la fase activa de tratamiento ortodóncico, se retiran los aparatos (en el caso de la ortodoncia con brackets) y deja de ser necesario utilizar los alineadores transparentes, y comienza la etapa de retención.

Las piezas dentales se mueven a lo largo de toda la vida, tienen lo que llamamos “memoria”, y por ello tienden a volver a su posición original una vez se retiran los aparatos dentales. Para evitar estropear el resultado de tratamiento es muy importante la fase de retención, ya que permite mantener los resultados conseguidos a lo largo del tiempo.

Existen dos tipos de retenedores y, dependiendo del caso, el ortodoncista indicará el uso de uno o ambos:

-Los retenedores fijos: Son como unas finas láminas de alambre que se colocan en la parte interna de los dientes, de colmillo a colmillo, tanto en la arcada superior como en la inferior.

-Los retenedores removibles: Pueden ser de muchos tipos: unos son  una especie de fundas plásticas, (como los alineadores, pero más rígidas y levemente más gruesas, otras combinan una parte de plástico rígido con alambre… etc.

Deben llevarse las horas indicadas por el ortodoncista, aunque normalmente es durante las horas de sueño.

Las revisiones de retención son imprescindibles para que el ortodoncista verifique que la fase de retención sigue su curso de manera correcta con las revisiones.

Gracias, Claudia, por poner tu sonrisa en nuestras manos ¡te vemos en la revisión de la retención!

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.