Cepillarse tres veces al día puede reducir el riesgo de diabetes

Como ya os hemos contado en anteriores post de este blog de las Clínicas de Ortodoncia Pérez Varela de Ourense y Santiago de Compostela, existen evidencias científicas que demuestran la relación entre la diabetes y la enfermedad de las encías. La OMS aclara que las “patologías bucodentales son las enfermedades no transmisibles más comunes, y afectan a las personas durante toda su vida, causando dolor, molestias, desfiguración e incluso la muerte”.
En España, se calcula que 8 de cada 10 personas mayores de 35 años tienen algún tipo de patología periodontal (gingivitis y periodontitis), y, según  la SEPA, la Sociedad Española de Periodoncia, hay evidencias de que al menos 54 enfermedades sistémicas guardan una relación con la periodontitis. Lo que también os hemos contado en anteriores post, es que la ortodoncia es un gran aliado para evitar la enfermedad de las encías, ya que facilita un cepillado más eficaz, que es clave para evitar la acumulación de placa y restos de alimentos en los dientes. La infección y la inflamación que caracteriza a la periodontitis hace que, por diferentes medios, esta enfermedad presente en la cavidad bucal se extienda a otras partes del organismo, actuando como una enfermedad sistémica”.

Ahora, una nueva investigación de la Facultad de Medicina de la Universidad Ewha Womans, de Seúl (Corea del Sur), pone de manifiesto que cepillarse la boca tres veces al día reduce el riesgo de diabetes.

ortodoncia gingivitis

Según el estudio, cepillarse los dientes tres veces al día o más, se relaciona con un 8% menor riesgo de desarrollar diabetes, mientras la presencia de enfermedades lo eleva al 9% y la pérdida de 15 dientes o más llega hasta el 21%

Este estudio no describe el mecanismo exacto que relaciona la higiene bucal con el desarrollo de diabetes, pero si afirman que, la caries dental (sobre todo a medida que empeora) puede contribuir a la inflamación crónica y sistémica, y aumenta la producción y circulación de biomarcadores inflamatorios, que, tal y como demostraron estudios anteriores han demostrado, están vinculados a la resistencia a la insulina y al desarrollo de diabetes. Por ello han sacado como conclusión que el cepillado frecuente de los dientes puede disminuir el riesgo de diabetes de nueva aparición, y la presencia de enfermedad periodontal y un mayor número de dientes perdidos pueden aumentar las probabilidades de padecerla.

En general, se sabe que mejorar la higiene bucal puede estar asociado con un menor riesgo de aparición de nuevas diabetes. Pero nunca se puede excluir una relación no causal, ya que podría existir una mayor predisposición genética a tener enfermedad periodontal o diabetes. Pero, también se sabe que la infección crónica, como la que se supone en una enfermedad periodontal, puede disparar la resistencia a la insulina y causar diabetes.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.