Boca sana para un cuerpo sano

La salud oral y la salud del organismo están estrechamente vinculadas. Así os lo recordamos siempre desde este blog de las Clínicas de Ortodoncia Pérez Varela de Ourense y Santiago de Compostela, ya que los problemas o enfermedades relacionados con la cavidad oral, las encías y las piezas dentales pueden afectar el resto del cuerpo y también pueden ser síntoma de otros problemas. Al igual que sucede con la piel, la boca es un buen indicador externo del estado de salud y puede dar la señal de alerta de problemas que están sucediendo en el resto organismo teniendo su primera manifestación en la cavidad bucal.

maloclusion

Algunas maloclusiones y el síndrome de la articulación temporomandibular pueden provocar dolores de espalda, cuello, oídos o cabeza, entre otros problemas

Mantener una buena salud oral es clave para prevenir enfermedades. Como ya os contamos en anteriores post,  cuidar la salud bucodental ayuda al control de la diabetes, a prevenir las enfermedades cardiovasculares e incluso a prevenir algunas dolencias respiratorias.

Además, la boca puede manifestar síntomas que pueden alertar a un odontólogo de la existencia de trastornos digestivos, problemas renales, ansiedad, anorexia. Las revisiones regulares por parte de un dentista también pueden permitir un diagnóstico precoz del cáncer de boca, en caso de que aparezca.

Lo más importante a tener en cuenta es que la relación entre salud general y salud oral es bidireccional, es decir, que lo que sucede en la boca influye en el resto del organismo y viceversa. Por ejemplo, las personas con sistemas inmunológicos más débiles tienen más riesgo de tener infecciones en la boca. Por otra parte, enfermedades como las gastrointestinales, respiratorias y vasculares repercuten sobre el estado de salud oral. Así mismo, la toma de medicamentos influye sobre el estado de la boca, y la alimentación y carencia de determinados nutrientes también repercute en la cavidad oral.

La boca es un ecosistema complejo en el que están presentes muchas bacterias que, cuando está sana, se mantienen en equilibrio. Sin embargo, cuando se produce un desequilibrio biológico las bacterias responsables de las caries dentales, las enfermedades periodontales e, incluso, de enfermedades sistémicas que afectan a la salud general, tienen en la cavidad oral una vía de entrada al torrente sanguíneo.

Es por eso que desde distintas sociedades odontológicas, ortodóncicas y médicas, y, por supuesto, desde las clínicas de ortodoncia Pérez Varela, os insistimos tanto en la importancia de acudir a revisiones periódicas y mantener unos buenos hábitos de higiene oral como parte del cuidado de la salud general.

También conviene recordar que la ortodoncia es más que estética, y tiene un componente primordial de salud, ya que unos dientes mal alineados no permiten un correcto cepillado y favorecen la acumulación de placa y que los restos de los alimentos se queden atrapados en los dientes, lo que conlleva un mayor riesgo de problemas en las encías, sarro, caries…etc.

También es importante tener en cuenta las consecuencias que las maloclusiones y el síndrome de la ATM tienen sobre el resto del organismo, ya que pueden provocar dolores de cabeza, oído, cuello, espalda…

 

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.