Beneficios funcionales de la ortodoncia

Como siempre os insistimos en este blog de las Clínicas de Ortodoncia Pérez Varela de Santiago de Compostela y Ourense, la ortodoncia no solo permite mejorar la estética de la sonrisa, sino que tiene beneficios funcionales de gran importancia para la salud.

En primer lugar, unos dientes bien alineados permiten un mejor cepillado, lo que minimiza el riesgo de enfermedad de las encías (y todas las repercusiones que esto tiene para la salud del resto del organismo) y caries.
Unos dientes apiñados o torcidos tienen mayor riesgo de padecer caries, sarro, y de producir inflamación de encías porque el cepillado es menos eficaz. Un buen cepillado también minimiza el problema de halitosis.
También evita el desgaste anormal de los dientes y permite mejorar la masticación (con los beneficios en la digestión que esto implica, ya que, si no se mastica bien, la digestión se vuelve más pesada. Asimismo, masticar correctamente, favorece la absorción de nutrientes durante la digestión).
Pero, además, cuando hay maloclusión, el paciente puede tener molestias al masticar, padecer sobrecarga en los músculos faciales y dolores de cabeza (al morder mal generamos presión en la articulación), y puede existir síndrome de la ATM (articulación temporomandibular) lo que puede causar dolores de cabeza, oído, espalda y cervicales.
Lo cierto es que hay numerosas patologías que tienen su origen en una mala mordida, y muchos pacientes aún lo ignoran: Puede afectar a las articulaciones, provocar escoliosis cervical, cefaleas, visión doble, pitidos en el oído…

ortodoncia ourense

La ortodoncia tiene importantes beneficios para la salud oral, además de conseguir sonrisas más bonitas

En función de la patología, el ortodoncista ofrece al paciente las distintas alternativas de tratamiento para el caso concreto. Para ello, elabora un diagnóstico y una planificación del tratamiento en base a un estudio ortodóncico empleando la observación clínica, escáner intraoral, escáner craneofacial, moldes de la boca y fotografías intra y extraorales del paciente.

Cada vez los adultos se animan más a someterse a ortodoncia, ya que puede hacerse a cualquier edad. En algunos casos son personas que, por el motivo que sea, no se sometieron a tratamiento en la adolescencia a pesar de que lo necesitaban, y ahora se deciden a hacerlo.
Pero los dientes se mueven a lo largo de toda la vida y, en algunos casos, a los 40 o 50 años comienzan a producirse las manifestaciones de algunos procesos que se llevan desarrollando mucho tiempo y que se encontraban en un equilibrio, y a esa edad el problema se visibiliza.
También hay otros casos en los que se ha movido la dentadura debido, por ejemplo, a que se ha perdido una pieza y no se ha sustituido en el momento.

Sea cual sea tu caso, si quieres mejorar tu sonrisa pídenos cita para que podamos hacerte un estudio completo y, en función de eso, recomendarte lo más adecuado para ti.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.