El asma aumenta el riesgo de padecer enfermedades orales

La respiración a través de la boca es muy frecuente en las personas que tienen asma. Ésta es la principal explicación al hecho de que quienes padecen esta patología tengan más riesgo de sufrir problemas bucodentales.

La boca no es un departamento estanco del cuerpo. Nada del en el organismo lo es, tal y como os contamos en muchos post de este blog de las Clínicas de Ortodoncia Pérez Varela de Ourense y Santiago de Compostela. Por ello, problemas que a priori pueden no tener nada que ver con la salud bucodental, pueden influir en su salud. Si padeces asma, es recomendable que informes de ello a tu dentista y a tu ortodoncista para que pueda hacer un plan preventivo que evite enfermedades como la halitosis o la gingivitis.

Por otra parte, al comunicar el problema, el odontólogo también podrá informar al paciente de la influencia de los medicamentos contra el asma sobre la salud oral, para que así el paciente pueda extremar la higiene bucodental. Algunos medicamentos para el control del asma contribuyen a la aparición del llamado síndrome de la boca seca, que, entre otras cosas, incrementa el riesgo de caries y de que huela mal el aliento.

asma salud oral

La respiración oral habitual en las personas con asma influyen sobre el estado de su boca

¿Qué relación hay entre asma y problemas bucodentales?

Quienes padecen asma suelen respirar muchas veces por la boca debido a la obstrucción de las vías respiratorias nasales. Esto puede favorecer la aparición de enfermedades bucodentales, ya que se seca la boca, y falta la saliva (que vehiculiza las sustancias que contribuyen a mantener un ecosistema favorable en nuestra boca y que se controlen las bacterias) hace que aumente el riesgo de mal aliento, caries, periodontitis (la sequedad bucal favorece la inflamación gingival)

Pero esta respiración bucal no solo predispone a la aparición de estos problemas orales , sino que, en la infancia, puede afectar al desarrollo de la boca.

Al respirar por la boca, el paladar de los niños, pueden hacerse más estrechos y abovedados en la parte central (llamado ojival), mordidas cruzadas o problemas a la hora de tragar.

-Por otro lado, los inhaladores tan frecuentes para combatir el asma, pueden irritar la boca dando lugar a lesiones (que deberían tratarse para evitar infecciones orales).

La boca influye en la salud del resto del organismo, pero también se ve afectada por problemas en otras partes del cuerpo, por ello es muy importante que nos comuniquéis cualquier enfermedad que padezcáis, para que podamos tomar las precauciones pertinentes en caso de ser necesario.

 

 

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.