Alimentos ricos en calcio (y no nos referimos solo a la leche ni a otros lácteos)

El calcio es un elemento fundamental para la salud de nuestra dentadura porque contribuye a que el esmalte (la capa dura que recubre el diente) sea más fuerte y resistente frente al ataque de las bacterias.

El calcio es un buen aliado también durante el embarazo. La forma más habitual y conocida de consumir este mineral suele ser a través de la leche y sus derivados, pero para aquellos que son intolerantes a la lactosa o que no desean consumirla existen muchas más alternativas:
Almendras: Contiene 246 mg de calcio por taza, además de vitamina E, magnesio y grasas saludables, por eso es muy conveniente incluir este fruto seco en nuestra dieta habitual.
Pescado: Junto a la leche, el pescado es una de las fuentes de calcio más conocida. En especial las sardinas y el salmón. En concreto donde se almacena la mayor cantidad de este mineral es en las espinas. Se suele recomendar consumir sardinas en lata sin dejarse las espinas, que suelen ablandarse debido al proceso de conservación). Si buscamos obtener la mayor cantidad de calcio posible lo óptimo es triturar las espinas y añadirlas a cualquier alimento intentando que se note demasiado su presencia.

salmon calcio dientes

El salmón y las sardinas son especialmente ricos en calcio

En general los productos procedentes del mar son una buena idea si necesitamos sumar calcio a nuestra dieta. Algunos mariscos como langostinos, gambas o cigalas son también ricos en este mineral.
Frijoles: este alimento (y en general las legumbres) contiene una gran cantidad de fibra y vitaminas además de otorgar un gran aporte de minerales como el calcio, entre 400 y 500 mg por taza. Pueden comerse preparados al conocido estilo mexicano, guisadas con vegetales de forma similar a las lentejas, al vapor o como complemento en sopas o ensaladas.
Vegetales de hojas verdes: Tienen un gran valor nutricional por su riqueza en calcio, vitaminas A, C y del complejo B, E y K y fibra.
Leche de soja: para los intolerantes a la lactosa esta es una buena alternativa, ya que contiene unos 60 mg de calcio por taza. Si consumimos la leche de soja fortificada la cantidad de calcio asciende hasta los 340 mg.

soja salud boca

Una buena alternativa a la leche es la soja y sus derivados

Tofu con calcio añadido: el tofu procede de la soja y suele comprender entre 100 y 200 mg de calcio por taza, pero si consumimos una variedad con calcio añadido el aporte de calcio aumenta hasta algo más de 800 mg. Es bajo en calorías y no contiene gluten, ni colesterol.
Yema de huevo: Además de contener calcio, aporta otros minerales como potasio, hierro y fósforo, así como vitaminas A, D y E.
Zumo de naranja con calcio añadido: las naranjas por sí mismas ya contienen algo de calcio, pero ahora existen unas variedades de zumo concentrado con calcio añadido que contiene 1514 mg de calcio por taza. Según los expertos la cantidad diaria de calcio recomendada oscila entre los 1000 y los 2000 mg, por lo que un vaso de este tipo de zumo de naranja nos aportaría la cantidad suficiente. Sin embargo, no conviene abusar de esta fórmula, ya que, como siempre os recomendamos en este blog de las Clínicas de Ortodoncia Pérez Varela de Santiago de Compostela y Ourense, los zumos de frutas contienen una gran cantidad de azúcar.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.