Algunas ventajas de la ortodoncia lingual o invisible

Los tratamientos de ortodoncia convencionales proporcionan una sonrisa bonita y con buena oclusión, mejorando la apariencia facial del paciente y también su salud. La ortodoncia lingual consigue esos mismos beneficios mejorando la posición de los dientes sin que la aparatología sea visible, debido a que se colocan los brackets en la cara interna de los dientes.

ortodoncia invisible Santiago y Ourense

La ortodoncia lingual te permite alinear tus dientes de forma totalmente discreta e invisible

La ortodoncia lingual que practicamos en las Clínicas de Ortodoncia Pérez Varela de Ourense y Santiago de Compostela está integrada por brackets, arcos y cubetas de adhesión totalmente personalizados. El motivo de esta individualización es que los brackets no van fijados a los dientes por su parte externa (la cara visible o también conocida como labial) sino, por su parte interna. La cara externa de los dientes es lisa por lo que los brackets se pueden colocar directamente sobre su superficie, sin embargo la cara interna de los dientes es irregular, por lo que es necesario fabricar un bracket personalizado para cada diente (tanto la base como el cuerpo de cada bracket se adaptan a la anatomía dental del paciente). La ventaja es que el sistema es tan individualizado que maximizan el área de adhesión, lo que ortorga una mayor fuerza de adhesión y garantiza la máxima precisión y confort para cada paciente obteniendo unos resultados predecibles y eficaces.

ortodoncia lingual Santiago y Ourense

La ortodoncia invisible te permite realizar actividades tan cotidianas como comer, hablar o relacionarte sin que nadie sepa que te estás sometiendo a tratamiento

Los brackets linguales son por ello perfectos para aquellos adultos con reticencia a usar aparatos visibles por exigencias profesionales, un alto nivel de exposición pública o, simplemente, para aquellos que quieren realizarse un tratamiento de manera discreta.
La ortodoncia lingual requiere un tiempo de adaptación de entre dos y tres semanas, similar al de los aparatos tradicionales. Al comienzo del tratamiento el paciente puede notar ligeras molestias en la lengua y en algunos casos incluso ciertas dificultades de pronunciación que desaparecerán tras ese periodo de acomodación.
Un tratamiento de ortodoncia lingual se adapta a todo tipo de casos, incluso los más complejos y dura lo mismo que uno de ortodoncia convencional (incluso menos en algunos casos, sobre todo si el paciente colabora siguiendo las instrucciones del ortodoncista).
Otra ventaja es que al estar situada por dentro de la boca con la ortodoncia lingual no hay riesgo de que se produzcan lesiones en el labio si se producen golpes. Esto es especialmente importante cuando se practican deportes de contacto, por ejemplo.
Si quieres someterte a un tratamiento de ortodoncia para mejorar el aspecto o la salud de tu boca y no quieres que nadie lo note consúltanos respecto a la ortodoncia invisible.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.