¿Cómo afecta la alergia a la salud oral?

La salud bucodental se puede ver afectada por el cambio de estación. Si bien el verano tiene pros y contras para nuestra boca, la llegada de la primavera también le influye.

Esta primavera se prevén niveles muy altos de pólenes en España, según las cifras de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC), y las alergias repercuten sobre la salud oral. La sequedad de la boca y el dolor dental son algunos de los síntomas más frecuentes de entre los que sufren los alérgicos.

Es verdad que es poco frecuente pensar en las repercusiones que tiene sobre la cavidad oral la llegada de la temporada de las alergias, pero hay ciertos síntomas que son recurrentes.

La Fundación de Asma y Alergia de América (AAFA) señala a la rinitis alérgica como una de las causas de la congestión de la cavidad sinusal, ya que, al estar atascada la nariz, suele respirarse por la boca con más frecuencia de lo que sería normal. Así, los tejidos de la boca se resecan por el contacto constante con el aire y la presencia de bacteria. La carencia de líquidos que acompaña a la rinitis alérgica puede provocar una ligera deshidratación.

La falta de saliva favorece la presencia de bacterias y el aumento de riesgo de periodontitis, caries, mal aliento

alergia dientes

Las alergias son reacciones de defensa de nuestro organismo al detectar alguna sustancia percibida como nociva

Por otra parte, los medicamentos más recetados para combatir los síntomas de las alergias (los antihistamínicos) suelen causar sequedad bucal, lo que también puede provocar que algunos dolores dentales.

El dolor sinusal es habitual cuando el sistema inmunológico lucha contra el polvo o el polen. Esto provoca que los espacios huecos de la cabeza se llenen de mocos, lo que causa dolores faciales, y los senos maxilares (los mayores del rostro) se sitúan sobre la boca. Cuando estos senos hacen presión, pueden empujar las raíces de los molares superiores. Así, se padece sensibilidad al frío y al calor o dolores que se desplazan al moverse (al sentarse, acostarse o levantarse, por ejemplo).

Si se sospecha que puede padecerse alergia es conveniente acudir al especialista para que pueda hacer un diagnóstico y tratarlo. Además, y una vez controlado por parte del alergólogo, pueden seguirse estos consejos para sobrellevar mejor las consecuencias que la alergia tiene sobre la boca:

  • Mantener una buena hidratación bebiendo mucha agua para contrarrestar los efectos de boca seca, y contribuir a eliminar los mocos y desatascar.
  • Hacer gárgaras con agua salada disolviendo una cucharada de sal grande en un vaso de agua tibia. La sal puede ayudar a eliminar el moco de los senos, aliviando alguno de los síntomas.
  • Enjuagarse con agua después de la toma de medicamentos como algunos jarabes que contienen azúcar o tras usar el inhalador para contrarrestar sus efectos nocivos sobre los dientes.
  • No olvidar el correcto cepillado y el uso del hilo dental par combatir la boca seca.

Por último, si se padece dolor dental es conveniente consultárselo al odontólogo para que verifique si se debe a la alergia o hay otro motivo que deba ser tratado.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.