Adaptando la dieta durante la ortodoncia

Los pacientes portadores de brackets deben adaptar la dieta diaria a una de fácil masticación. Esta consiste en alimentos de textura y consistencia suave (Ej: puré, sopas) especialmente en los primeros días de llevar los aparatos donde suele tener síntomas de molestia y puede haber la aparición de aftas.


Es recomendable la cocción de los alimentos ya que el movimiento que ejerce la dentadura sería mínimo. La fruta, comerla en pequeños trozos ó cocida. La carne, al ser muy fibrosa puede meterse en los brackets y puede ser difícil de eliminar los restos de alimento que se acumulan entre los dientes, es por ello que se puede preparar en forma de  albóndigas, hamburguesa, salchichas, etc. para facilitar su masticación. El pescado, el pollo y la ensalada son alimentos menos fibrosos de textura blanda y de fácil consumición.


Evita alimentos pegajosos y/o duros, son un gran enemigo de la ortodoncia. Su textura es blanda pero son muy difíciles de masticar (Ej: Caramelos, chicles).


Consejo:  Si durante la ortodoncia te salen aftas (llagas en la boca), puedes ayudarlas a curar con alimentos que contengan Vitamina A, ya que esta vitamina ayuda a la regeneración de la mucosa y acelera la curación de heridas. La leche y derivados junto con los vegetales de color naranja (calabaza, melocotón, mango…) son ricos en esta vitamina A.


Noticias Relacionadas: