9 recomendaciones para cuidar tu boca estas fiestas

Todos somos conscientes del papel que juega la ortodoncia en la estética de la sonrisa, pero todavía hay muchas personas que desconocen las múltiples implicaciones que tiene en lo que respecta a la salud.

Por eso estos días desde la SEDO, que preside Juan Carlos Pérez Varela, se han dado una serie de consejos para disfrutar estas fiestas sin dañar la boca, tanto para los que llevan ortodoncia, como para los que no.
Minimizar en lo posible en consumo de azúcar. No se trata de renunciar a tomar los dulces navideños, pero sí de procurar no pasarse, evitando consumir postres y alimentos azucarados (incluidos aquellos alimentos procesados que en teoría son salados pero contienen gran cantidad de glucosa).
Si se lleva ortodoncia o implantes hay que evitar el turrón duro, las peladillas o las garrapiñadas, ya que puedan dañar los aparatos. Los brackets de última generación son muy resistentes, pero aún así hay que evitar alimentos duros y crujientes. Si se despega una bracket, una banda o un arco se sale del sitio, comer con normalidad se va a convertir en una misión imposible y siendo días festivos suele tardarse más de lo habitual en solucionarse el problema.
Las personas que se están sometiendo a tratamiento de ortodoncia pueden tomar, aunque con moderación, turrón blando y de chocolate, así como polvorones, frutas escarchadas o mazapán. Aún así, es necesario extremar la limpieza oral después de comerlo y preferiblemente empleando un irrigador bucal que ayude a eliminar los restos que se hayan quedado incrustados entre los brackets y los arcos gracias mediante el agua a presión. De lo contrario las partes más pegajosas y duras se pueden quedar alojadas y escondidas entre las encías y los brackets, lo que puede acabar provocando una inflamación. El flemón gingival causa dolor y mal aliento, ya que la encía crece alrededor del diente y del aparato ortodóncico. Si esto sucede, además de las molestias, el tratamiento ortodóncico se retrasará, porque el flemón impide que los dientes se muevan hasta que el problema se resuelve.
Tampoco hay motivo para renunciar al chocolate, prácticamente omnipresente estas fiestas en forma de calendarios de adviento, bombones y turrones de chocolate. Es mejor optar por el chocolate negro (con un 70% de cacao) en vez de los que tienen menos cacao y más azúcares. El chocolate negro posee propiedades cardioprotectoras, múltiples antioxidantes t está menos tiempo en contacto con los dientes porque se deshace antes en la boca. Además contiene teobromina, que reduce la sensibilidad dental y contribuye a la remineralización del esmalte y la dentina.
-También hay que tener precaución con el marisco, empleando las pinzas y los útiles específicos para ello y evitando abrir las patas o cualquier elemento duro con los dientes, tanto aquellos que llevan ortodoncia como los que no, porque los elementos duros pueden dañar el esmalte y astillar o fracturar las piezas dentales.
-Los pacientes de ortodoncia deberán tener especialmente presente la lista de los alimentos “prohibidos” y que abundan mucho en estas celebraciones: frutos secos, patatillas y snacks crujientes, fruta dura comida a mordiscos (es necesario partirla en pequeños trozos). La piña también suele tomarse en estas fiestas, pero es muy filamentosa, por lo que después de comerla hay que ser muy cuidadosos con la limpieza de la boca.
Apuesta por aquellos alimentos que son aliados de la salud bucodental como el queso, que es beneficioso también cuando se lleva ortodoncia si se opta por los que tienen texturas blandas.
Evita el picoteo: La probabilidad de caries aumenta cuando el pH de la boca baja a 5,5. Estar todo el día comiendo mantiene la acidez baja, por eso picar entre horas aumenta el riesgo de caries. Así que si vamos a tomar dulces es mejor hacerlo durante las comidas y las cenas en lugar de estar picoteando de manera interrumpida.
Precaución con las bebidas: En las comidas y cenas navideñas es habitual que el consumo de alcohol y bebidas carbonatadas. En la medida de lo posible sería aconsejable optar por bebidas sin azúcar y champán sin alcohol. Si consumes alcohol es preferible decantarse por el vino tinto, ya que el blanco y el champán, son más agresivos para el esmalte y para el cemento de la raíz dental.
También es frecuente que los niños sustituyan el agua por zumos o bebidas carbonatadas que, además de contener azúcar tienen ácidos que pueden desgastar el esmalte dental. Este desgaste provoca una mayor sensibilidad y hace más susceptibles de ser atacados por las bacterias a los dientes. En la medida de lo posible, para proteger la dentadura infantil es conveniente que los pequeños beban leche y agua.
-Lleva el cepillo si tienes celebraciones fuera de casa, para no dejar de limpiar tu boca tres veces al día. Si no llevas ortodoncia y te has olvidado el kit dental, se puede masticar chicle sin azúcar después de las comidas, ya que favorece la producción de saliva y neutraliza la acidez de los alimentos.
En caso de que lleves ortodoncia, además del cepillo, deberías llevar un pequeño neceser con un cepillo específico para ortodoncia, los cepillos interdentales para eliminar los restos que se quedan atrapados y/o seda dental específica para brackets. No se debe utilizar la seda dental como si fuera una sierra, el movimiento tiene que ser de arriba hacia abajo y al revés, y hay que usar un nuevo trozo de seda para cada diente.
Será útil también un colutorio con flúor que impida la formación de placa bacteriana y la cera dental para evitar rozaduras.
En concreto para los niños la navidad supone unas largas vacaciones, lo que modifica sus rutinas y puede afectar a sus hábitos de higiene dental, por lo que los adultos deben hacer especial hincapié en que no se olviden de cepillarse los dientes tres veces al día.
-No se deben descuidar las rutinas ortodóncicas habituales. A pesar de los compromisos sociales es importante llevar puestos los alineadores transparentes las horas necesarias para que sea eficaz la ortodoncia, o las gomas que ha indicado el especialista, de no hacerlo, solo se consigue retrasar el tratamiento.
Si se usan férulas de ortodoncia o de descarga y se pasan algunos días fuera de casa no se deben olvidar y también hay que llevarlas el número de horas indicado, ya que sino a la vuelta puede que ya no ajusten. También hay que conservarlas limpias para que estén libres de gérmenes y de malos olores.
-Hay que llamar de inmediato al ortodoncista si se produce algún accidente como un bracket que se despega o un arco que se suelta… hay que solucionarlo cuanto antes sin esperar hasta la cita mensual.
– ¡Llevar la sonrisa siempre puesta! La sonrisa tiene numerosos beneficios sobre el estado emocional, la salud y sobre la imagen que proyectamos a los demás, pero, sobre todo, es contagiosa y el elemento más importante para que estas fechas sean una auténtica fiesta.

Los medios de comunicación se han hecho eco de estas claves para cuidar la sonrisa en navidad.

salud bucodental navidad

Los consejos de la SEDO para cuidar la sonrisa estas fiestas han salido en numerosos medios de comunicación

Si tú también quieres lucir una sonrisa impecable sigue estas recomendaciones ¡y a sonreír!

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.