7 consejos para cuidar tu ortodoncia

Cuando iniciáis un tratamiento de ortodoncia el equipo de las Clínicas de Ortodoncia Pérez Varela de Ourense o Santiago de Compostela os da las recomendaciones necesarias para que mantengáis la ortodoncia en buen estado, porque las consecuencias de no hacerlo es que se ampliará la duración del tratamiento.

Os recordamos algunos de ellos:

1.Paciencia los primeros días. Hasta que la boca se adapta a tener “algo extraño” los brackets pueden hacer pequeñas heriditas y rozaduras (especialmente en el interior del labio con la ortodoncia convencional y estética, y en la lengua en el caso de la lingual o invisible). En la Clínica os entregaremos cera dental para que hagáis una pequeña bolita y la pongáis sobre los brackets para evitar que roce.

Pronto la boca se adaptará, y dejaréis de sentiros incómodos.

Además, las primeras 48 o como máximo 72 horas puede doler al masticar, por lo que esos primeros días puedes evitar ese dolor tomando alimentos bandos como sopas, yogures, caldos, purés, flan, cremas, arroz, pasta…etc.

Aunque las molestias del periodo de adaptación desaparecen en cuanto la boca se acostumbra y no suelen repetirse durante el resto del tratamiento, las molestias originadas por la presión pueden repetirse cada vez que os ajustemos el aparato, pero no durarán más que un para de días. Nuestro equipo os recomendará un analgésico adecuado para aliviar esos síntomas en caso de que sean muy fuertes.

Ten paciencia, pues pasan pronto. Seguro que ver cómo progresa el movimiento dentario te animará ¡prácticamente podrás ir viendo los cambios día a día!

2.Extrema la limpieza bucodental: Si la higiene oral cada vez que se termina una comida es importante para todos, es imprescindible en aquellos que llevan aparato para eliminar toda la placa y restos de alimentos atrapados en los brackets, arcos y en los propios dientes con el cepillo más adecuado en todas las superficies, pero, sobre todo, en la unión de la encía con el diente, por debajo de los alambres y alrededor del bracket.

No os saltéis ninguna limpieza, y sed especialmente exhaustivos antes de ir a dormir, complementándola con cepillos interdentales, seda dental, un colutorio adecuado e, idealmente, con el irrigador bucal que te ayudará a desincrustar los restos con mayor facilidad y eficacia.

ortodoncia cuidado

Una correcta higiene es la única forma de prevenir la formación de placa que podría derivar en caries o en gingivitis. Si no se mantienen bien limpios existe el riesgo de que las encías se inflamen, sangren y duelan

3.¿Se puede comer de todo? Una de las ventajas de los discretos alineadores transparentes (y de su versión específica para adolescentes) es que se retiran para comer y limpiarse, por lo que no existen alimentos prohibidos. Eso sí, conviene evitar el consumo de sustancias colorantes como el tabaco, el café, o refrescos de cola que pueden teñir el aparato.

Si llevas brackets (tanto convencionales, como estéticos o linguales) es aconsejable evitar los alimentos duros que pueden hacer saltar los brackets o doblar los arcos, y los pegajosos (se pueden quedar pegados a la ortodoncia y ser realmente difíciles de limpiar).

4.Cuidado con malos hábitos como mordisquear las tapas de los bolígrafos, morderse las uñas… cualquier cosa que pueda provocar daños en el aparato (que se despegue un bracket, por ejemplo) puede retrasar el final del tratamiento.

5.¿Y si se despegan? ¡Tranquilidad! Puede sudecer de manera puntual y no hay que alarmarse, pero sí pedir cita inmediatamente en cualquiera de nuestras clínicas Pérez Varela de Santiago u Ourense si algún bracket se despega o algún alambre de la ortodoncia se suelta. Si esto último sucede y pincha, conviene usar una pequeña bolita de cera para evitar heridas y roces.

Además de las molestias que puedan producirse, si se despega algún bracket o aro y se tarda demasiado en arreglarlo, el movimiento dentario no sería el planificado por el ortodoncista, lo que podría retrasar el tratamiento.

6. No retrases las revisiones. En la clínica os pautaremos un calendario de revisiones para hacer un seguimiento del tratamiento e ir haciendo los ajustes necesarios según progrese el movimiento dentario. Cada vez que vengáis os programaremos una nueva cita en función de las necesidades del tratamiento. Retrasar mucho la cita o abandonar el tratamiento sin retirarse el aparato puede afectar los resultados e incluso provocar daños en encías y dientes.

7.Cuidad los aparatos removibles. Cada vez que se retire de la boca, es importante no golpearlo porque puede deformarse o romperse, o perderlo. Guárdalo inmediatamente en la caja nada más quitártelo. Es necesario lavarlo y quitarlo en cada comida.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.