3 consejos para evitar la enfermedad de las encías

La periodontitis es uno de los problemas más frecuentes vinculados a la salud de la boca. Es una enfermedad inflamatoria de origen bacteriano que afecta al tejido de soporte de los dientes y que puede suponer una pérdida progresiva del hueso que rodea a las raíces de las piezas dentales y las sostiene. A pesar de que la mayoría de la población conoce y teme a la caries, la periodontitis es una de las principales causas de pérdida de dientes. Al igual que sucede con las caries, la placa es la principal causante de la gingivitis. Si no se elimina la placa a diario y se complementa con la ayuda de las limpiezas dentales periódicas para quitar el sarro que no somos capaces de sacar con las limpiezas en casa, la placa se va acumulando y se van aumentando las toxinas dañan las encías.
La enfermedad periodontal forma pequeñas bolsas periodontales que separan las encías de los dientes. Si no se le pone solución al principio, cuando está en la línea de las encías, se irá agravando y puede llegar incluso a la pérdida dental. La gingivitis es la fase más leve de la enfermedad y se aprecia en signos tan evidentes como encías enrojecidas, hinchadas o que sangran con facilidad.
Con una correcta higiene dental que incluya el cepillado, hilo dental (o cepillos interdentales) y un colutorio específico se puede conseguir curarla.
Si no se cura la gingivitis se puede convertir en periodontitis (o piorrea), que es cuando las encías, el ligamento periodontal y el hueso que soporta el diente se pueden dañar de manera irreversible. Cuando las encías tienen periodontitis pueden causar movilidad dental e incluso pérdida de los dientes (porque la encía es la que rodea y sostiene las piezas dentales).

gingivitis prevenir

Según los estudios, una dieta baja en carbohidratos y rica en vitamina C y D, antioxidantes, Omega-3 y fibra puede ayudar a combatir la gingivitis

Con frecuencia os hablamos en este blog de las Clínicas de Ortodoncia Pérez Varela de Santiago de Compostela y Ourense de las consecuencias que la enfermedad periodontal tiene para la salud de la boca, y para la del resto del organismo.

Aquí os dejamos tres consejos para evitar la enfermedad de las encías y proteger la salud bucodental:
1. Mantén una correcta higiene bucodental cepillándote los dientes después de cada comida y haciendo un cepillado más exhaustivo después de la cena antes de ir a dormir. Las personas que tienen tendencia a sufrir problemas de las encías tendrán un gran aliado en los irrigadores dentales que le ayudarán a eliminar de manera más eficaz la placa y los restos que se quedan entre los dientes o debajo de la línea de las encías.
Conviene acudir de manera regular al dentista de confianza para que nos hagan limpiezas profesionales de forma preventiva y al menos una vez al año a revisión para asegurarnos de que la salud de la boca es buena.
2. Solucionar los problemas de apiñamiento dental que dificultan la limpieza y favorecen la acumulación de restos y placa. La ortodoncia ayuda a evitar los problemas de las encías, ya que unos dientes bien alineados son más fáciles de limpiar de forma efectiva.
3. Prescindir aquellos alimentos y hábitos que perjudican la salud de las encías como el tabaco, el estrés o una mala alimentación.
Existen estudios que demuestran que las dietas ricas en azúcares refinados, carbohidratos y grasas saturadas, favorecen la inflamación. Conviene evitar las mantequillas, bollería y repostería industrial, y optar por las carnes magras, fibra, frutas, vegetales, pescado azul y los productos desnatados.

Noticias Relacionadas:

Deja una respuesta

Tu dirección e-mail no será publicada.